¿Cuanto tiempo requiere ser uno mismo?

Ya ha empezado el curso y lo ha hecho con fuerza. El sábado estuve en La Coruña impartiendo un seminario de Branding Personal a un grupo de orientadores laborales. Me lo pasé realmente bien y creo que aprendí tanto como ellos, o más bien ellas, porque casi todo eran mujeres.

De nuevo surgió un asunto recurrente cuando se habla de Marca Personal o, en general, de cualquier proyecto personal que merezca la pena. Me refiero a la preocupación por el tiempo necesario para obtener resultados. Tarde o temprano alguien hace el siguiente comentario: «Para tener una Marca Personal importante se necesita mucho tiempo ¿No?».

En esa frase, pregunta o duda se condensan muchos de los errores que rodean al Branding Personal. Vamos por partes.

La Marca Personal viene de serie

Insistiré las veces que haga falta. Una Marca Personal es la huella que dejas en los demás, y eso sucede desde el momento en el que alguien sabe de tu existencia. A partir ahí, dejarás un recuerdo positivo, negativo o neutro en función de tus acciones. Los demás te juzgarán y etiquetarán lo quieras o no. El Branding Personal consiste en diseñar una estrategia para que la percepción que tengan de tí sea lo más ajustada a lo que realmente eres. Otros podrán utilizarlo para crear una imagen falsa, pero eso es un uso incorrecto y negativo de la herramienta.

Si no tienes un proyecto personal seguirás dejando una huella en los demás, pero quizás no sea la que mejor te define.

Incluso quienes detestan este concepto tienen dejan su Marca Personal. De hecho, manifestar que no te gusta algo ya está diciendo algo de tí porque ayuda a identificar tus creencias y tu forma de valorar las cosas.

Por lo tanto, debe quedar claro que una Marca Personal no requiere tiempo o, mejor dicho, requiere toda la vida porque es un proceso continuo. No puedes dejar de generar impacto en los demás salvo en el caso de que te aísles para siempre.

El error de confundir la marca y el marketing

Posiblemente el error más extendido en ese ejército de supuestos expertos en Branding Personal que han surgido de repente, es la de confundir Marketing Personal con Branding Personal. O todavía algo peor, considerar que el Branding Personal se basa en el Marketing Personal dospuntocero.

Si ha quedado claro el primer punto, entenderás que cualquiera tiene una Marca Personal independientemente del uso que haga de las Redes Sociales y los Social Media. Cuando veo esos decálogos que pretenden explicar como ¡CREAR! tu Marca Personal en LinkedIn o en otros sitios no sé si reirme o llorar. A ver si se enteran estos oportunistas, La Marca Personal es algo que está asociado a tí y a tus actos y no existe o deja de existir porque utilices Internet. El sonido existe aunque nadie escuche el arbol que cae en el bosque.

Las Redes Sociales en particular y La Red en general, es sólo un medio más para hacer visible lo que haces y eso no cambia la huella o marca que dejas sino que consigue que llegue a más gente. Cuando vuelvas a ver alguno de esos cursos que te hablan de Crear tu Marca Personal en Redes Sociales ponlo en cuarentena. A La Red hay que ir con tu Marca Personal bien definida, limpita y aseada.

La Marca Personal es algo que viene primero y tiene que ver con la persona, sus valores, objetivos, cualidades, creencias, habilidades, etc. Si alguien es capaz de gestionarse bien a sí mismo («managing oneself«) acabará dejando una huella profunda. Luego, si quieres y te interesa, vas y lo cuentas y a eso lo llamaremos Marketing, promoción, visibilidad, o incluso autobombo, pero simplemente se tratará de gritar por un altavoz real o virtual quién eres y lo que haces.

Para terminar

Volviendo al principio, cuando alguien me dice que tener una Marca Personal requiere mucho tiempo suele referirse más bien a conseguir darse a conocer, al marketing. No voy a negar que conseguir que tu trabajo sea reconocido y valorado por un número suficiente de personas requiere tiempo y esfuerzo, pero quizás no tanto como suele suponerse.

Si manejas bien tus opciones reales y virtuales para generar notoriedad, puede que con cuatro o cinco horas a la semana y actuando de un modo regular y constante consigas buenos resultados en seis u ocho meses. Quizás decidas que no merece la pena. Entonces dentro de seis y ocho meses estarás igual o peor que ahora pero habrás perdido un tiempo precioso.

Quizás se olvida que no todo el mundo necesita utilizar La Red como herramienta de visibilidad. Hay sectores en los que funcionan mejor los contactos cara a cara. Pero eso es algo que debe decidir cada cual en función de su estrategia. En cualquier caso, creo que, tal y como se están poniendo las cosas, va a ser imprescindible dedicar una parte de nuestro tiempo al posicionamiento profesional. Ya no es una manía o una nueva moda.

Lo curioso es que parece que siempre hay tiempo para ir al gimnasio o para tumbarse a perder el tiempo a ver la tele. Pero cuando se trata de hacer algo que realmente vas a necesitar todo son pegas y excusas. Si estás desempleado, ¿no tienes todo el tiempo del mundo para hacer un esfuerzo importante en este tema? ¿Cuál es tu otra opción?

A veces me da la sensación que soy yo quien va a ganar algo cuando digo en mis cursos que existen alternativas a la parálisis. Una de los elementos importantes de la Marca Personal es la responsabilidad y la libertad individual. La decisión final de hacer algo es sólo tuya… y las consecuencias tambien.

Hoy es 11 de Septiembre. Quizás es un buen momento para reflexionar y decidir si necesitas que ocurra algo terrible para ponerte en marcha. No esperes a que sea demasiado tarde.





Compartir esta publicacion