Marca Personal, Reforzarla, renovarla, redefinirla o cambiarla

No sé si ha quedado claro que, en primer lugar, todos dejamos Marca Personal aunque ni si quiera nos hayamos planteado gestionarla.

En segundo lugar, una Marca Personal no es algo estático ni tiene un final en el tiempo. Si alguien piensa que puede llevarse un diploma en el que diga que tiene una Marca Personal, se equivoca. De hecho creo que, incluso cuando hayamos muerto, seguiremos generando un impacto con aquello que creamos o compartimos en vida.

Así que, no sólo no pasa nada por querer o tener que cambiar, adaptar o renovar la huella que dejamos sino que es conveniente y estimulante.

Las personas, las empresas y las circunstancias cambian y no tiene sentido seguir haciendo lo mismo de siempre de la misma manera.

Así que, aquí te paso algunas ideas para facilitarte esa transición constante de tu Marca Personal.

Pule tu mensaje y tu estilo

Quizás tu forma de decir las cosas ha quedado obsoleta. Puede que ese estilo extremo y políticamente incorrecto que tenías al principio ya no tenga demasiado sentido. Lo importante es que el mensaje se mantenga o se desarrolle pero adaptando el envoltorio, la forma de transmitirlo.

Se pueden seguir diciendo cosas rompedoras envolviéndolas en un celofán menos agresivo. Incluso puede que el efecto sea más potente.

Lo importante es mantener y defender tus valores, aunque cambies la forma de comunicarlos.

Comunica los cambios

Siempre digo que la mayoría de la gente pasa mucho de nosotros. Excepto aquellos que están más cerca (y quizás ni ellos) van a ser muy conscientes de que estamos cambiando. Especialmente si la transformación es gradual y tranquila.

En cualquier caso, informa a tu audiencia de lo que estás cambiando, de tus intenciones.

Está claro que quizás esos ajustes van a alejar a algunas personas y, seguramente, atraerá a otras. Pero no puedes paralizarte por lo que puedan pensar los demás porque carecen de la información que sólo conoces tú.

Si tienes un buen grupo de aliados que saben y entienden lo que quieres hacer, estarás mucho más arropado cuando vengan las dudas… y vendrán, créeme.

Ve paso a paso

Existe una cierta obsesión por eso de reinventarse y dar un giro radical a tu vida o tu profesión. Sin embargo creo que es mucho mejor ir poco a poco y sin pasar del blanco al negro. Pienso que las cosas no funcionan así… salvo que se trate de algo de vida o muerte.

Es mejor utilizar lo que tienes, partir de la base que conoces y, a partir de ahí, ir cambiando de dirección. Es menos traumático para quienes te conocen y, sobre todo, para ti.

Cree en el cambio de tu Marca Personal

A veces nos empeñamos en cambiar lo que hacemos y el efecto que producimos simplemente porque HAY QUE hacerlo. Sin embargo, no tienes por qué pasarte la vida metamorfoseándote.

Hay muchas cosas que funcionan en tu vida y que no tienes por qué descartar o despreciar. Pienso que hay que empezar a cambiar el rumbo cuando las cosas no funcionan como deseas o cuando hay algo que te dice que algo no encaja como antes. Pero cambiar por cambiar NO.

Esto ocurre mucho en dospuntocerolandia. Parece que hay que meterse en todos los charcos simplemente porque hay que adaptarse o morir (vaya chorrada). Aunque lo más probable es que acabes muriendo por empeñarte en adaptarte en lugar de dominar lo que ya sabes hacer.

Así que, si vas a cambiar, que sea porque te lo crees y lo deseas, no porque HAYA QUE hacerlo.

Enfócate en lo que te hace diferente mejor

Céntrate y sigue desarrollando tu propuesta de valor. Descubre lo que te diferencia hace mejor que otros porque eso es lo que la gente va a recordar. Concéntrate en desarrollar una estrategia de comunicación (blog, networking, algunas redes sociales,…) que lo transmita bien para que quede claro que lo importante es lo que ofreces, no lo que pareces.

Adapta tu presencia en Internet

Empieza a cambiar poco a poco tus tuits para transmitir noticias y mensajes relacionados con tu nuevo enfoque.

Sigue en Redes Sociales a gente relacionada con tu nuevo propósito.

Adapta tu perfil de LinkedIn y tu bio en tu web para reflejar tus nuevos objetivos profesionales.

Ah, y no te preocupes demasiado de las cuestiones estéticas como el logo o cosas parecidas. Eso ya vendrá si es que tiene que llegar. Lo importante es el contenido, no el continente. Al menos todavía.

Como te digo, la Marca Personal no sólo puede cambiar, evolucionar y adaptarse sino que DEBE hacerlo. Pero como todo en la vida, cuanto más planificado y tranquilo sea el cambio, mejor.

Para ampliar información

El mundo cambia, ¿Y tú? de Eva Collado

Ahora o Nunca de Arancha Ruiz

Switchers de Dawn Graham

Diseña tu Marca Personal paso a paso. Mi curso en Udemy

Compartir esta publicacion

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.