Objetivos, el faro de tu Marca Personal

Si quieres contratar un curso de definición de objetivos, ponte en contacto conmigo

Cuando empecé con esto de la Marca Personal pensé que sería interesante tener un logo, una imagen que representase aquello que quería aportar. Como constantemente aparecía el asunto de los objetivos para diseñar una estrategia, pensé que, lo más adecuado sería utilizar algo que sirviese para orientarse incluso cuando las cosas se complican.

¿Ves el faro y la ola?

Así que, le pedí a mi amigo Jose Pascual que me crease una imagen lo simbolizase. Lo cierto es que luego no lo he utilizado mucho, pero creo que voy a rescatarlo.

Lo cierto es que los objetivos son una parte fundamental de la creación de una estrategia en general y de Estrategia de Marca Personal en particular.

Pero también es verdad que suele ser una de las cosas más complicadas de definir. Las creencias limitantes, algunos prejuicios, falta de reflexión o simplemente porque es más fácil y cómodo dejarse llevar por las circunstancias, lo cierto es que sólo nos acordamos de los objetivos cuando hemos perdido el rumbo y estamos a punto de estrellarnos contra las rocas.

Los objetivos no se consiguen sólo con desearlos mucho

Establecer objetivos no tiene nada que ver con ese rollo de, que si deseas algo, sucederá algo mágico y el universo o noseque mierda se dedicará a proporcionártelo. Es algo mucho más terrenal y concreto.

Los objetivos son mucho más que una guía

Los objetivos mejoran tu actitud y te dan impulso para conseguir el futuro que deseas. Cuando miras adelante y ves algo que te ilusiona, eres capaz de levantarte a escribir un blog a las 6 de la mañana o a ir a un evento de Networking una tarde de invierno de frío y lluvia.

Cuando sabes lo que quieres y lo expresas con claridad es más fácil que los demás te ayuden porque saben como hacerlo.

Los objetivos generan confianza

Una persona con objetivos claros genera confianza. Y ya te he dicho muchas veces aquí que la confianza es la base de la Marca Personal.

Los objetivos te ayudan a enfocarte, a reducir la dispersión y mejorar la eficacia. Te hacen ser más coherente, predecible y por lo tanto, más fiable.

Los objetivos te ayudan a superar barreras mentales

Si haces las cosas con un propósito, eliminas pereza, miedo y otras barreras mentales. Te ayuda a motivarte, especialmente cuando estás agobiado.

Los objetivos proporcionan dirección y sentido a lo que haces

Los objetivos aumentan tus opciones de éxito

Tener objetivos no te hace perder oportunidades sino al contrario. Te ayuda a aprovecharlas.

Los objetivos ambiciosos te ayudan a llegar más lejos

Como dijo alguien, es improbable que consigas algo más que aquello a lo que aspiras. Las personas que aspiran alto de manera consistente llegan más lejos.

Los objetivos mejoran la eficacia de tus acciones

Un objetivo ayuda a optimizar el tiempo, al hacer las cosas que hay que hacer y no otras.

Tener claro lo que quieres, te ayuda a eliminar distracciones que te alejan del éxito. Porque los objetivos nos obligan a prestar atención sólo a una cantidad limitada de información, filtrando la que no es relevante.

Un objetivo claro nos ayuda a ser mucho más eficientes en tus esfuerzos.

Los objetivos generan una percepción externa positiva

Cuando sabes lo que quieres y lo expresas con claridad es más fácil que los demás te ayuden. Es más fácil posicionarte y que te perciban y valoren como deseas.

Al tener clara tu visión, misión, valores, pasión, propósito y objetivos eres capaz de transmitir tu autenticidad mostrando tus fortalezas.

Empieza decidiendo lo que NO quieres

Como te decía antes, establecer objetivos no es fácil. Parece que no nos han preparado para eso sino más bien para trabajar para conseguir los objetivos de otros.

Pero una forma que suele funcionar, para empezar, es identificando lo que no quieres por nada del mundo. De ese modo despejas bastante el camino. Pero ojo, piensa que en todo lo que hagas, por mucho que te guste, habrá partes que no te entusiasmen.

Piensa en grande

Ya que te pones, establece objetivos ambiciosos. Aunque te quedes a mitad de camino, será mucho más lejos de lo que habrías llegado si te hubieses limitado a ponerte objetivos “asequibles”.

Empieza por objetivos generales y luego establece hitos más concretos y reales

Es mejor dibujar un punto gordo en el horizonte y luego encontrar las metas parciales que te van a acercar a él.

Yo soy el primero que se ha quedado bloqueado a la hora de hacer algo porque lo que pretendía se me hacía “bola” y no veía el modo de hacerlo… hasta que lo deconstruía.

Prioriza

Si de pronto pasas de no tener ni idea de lo que quieres a darte cuenta de que quieres demasiadas cosas, tendrás que priorizar. Cuando vas a todo, no vas a conseguir nada.

Como ves, esto de los objetivos, además de complicado, tiene bastante chicha, pero es fundamental para desarrollar una Marca Personal potente. Ya te contaré más cosas, pero de momento lo dejo aquí.

Para saber más

Compartir esta publicacion

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.