Producto, ¿Qué vas a crear este mes?

Hace algunos veranos leí un libro muy interesante de Lewis Dartnell titulado Abrir en caso de apocalipsis. En él se explicaba lo poco preparados que estamos si, como dice la sinopsis:

Una pandemia incontrolable, el impacto de un meteorito, o quizá una guerra nuclear; por el motivo que sea, el mundo que conocemos ha desaparecido y los escasos supervivientes deben comenzar de cero. ¿Cuáles son los conocimientos fundamentales necesarios para reconstruir nuestra civilización?

(Por cierto, en esa línea, hay otro libro titulado El mundo sin nosotros de Alan Weisman del que se hicieron algunos documentales muy interesantes.)

Aunque esta pandemia no parece que nos vaya a llevar a esos niveles de destrucción física, está claro que debemos ir pensando en el modo de reconstruir nuestro trabajo y nuestra economía, nacional y familiar. Por eso creo que sería necesario algo así como un manual titulado Abrir en caso de apocalipsis laboral.

Y creo que el momento para empezar a reconstruir es ahora, ya, en este momento, incluso te diría que ya vamos con retraso. No podemos esperar a que acabe la reclusión para empezar a pensar lo que vamos a hacer y como vamos a salir adelante.

La mala noticia es que vamos a estar un mes encerrados. La buena noticia es que vamos a estar un mes encerrados. Así que, ¿Qué vas a crear este mes?

NETFLIX, leer novelas o cocinar pasteles debería ser el premio, no la norma

Vale, está bien desconectar y tratar de pensar en cosas que nos evadan de la preocupación. Yo mismo lo recomiendo en algunos posts. Pero, ¿de verdad crees que pasarse el día jugando online, pintando o viendo porno es lo mejor para lo que va a venir?

Si quieres desconectar, evadirte, hazlo con lo que tienes en tu cabeza, no con lo que otros te cuenten. ¿Quieres jugar? Vale, pues coge las piezas/cualidades que has ido acumulando durante toda tu vida y empieza a crear cosas útiles con ellas. Incluso si quieres convertirlo en algo físico, apúntalas en cartulinas, mézclalas y encuentra el modo de crear algo con ellas… por absurdo que te parezca. Ya eliminarás opciones más adelante.


Te vas a dar cuenta de que vales mucho más de lo que pensabas y, además, es posible que se te ocurran algunas ideas locas para aportar valor que quizás puedas rentabilizar cuando esto acabe o incluso desde hoy mismo.

Donde hay un problema, hay una necesidad, así que, ¿No vivimos en un momento repleto de oportunidades? Cuando esto acabe, va a haber muchas cosas que mejorar o cambiar. Así que, mira lo que tienes en tu mochila que puedas utilizar.

Y cuando estés satisfecho/a después de un día de trabajo creando, ponte una peli o juega una partida a la Play… no al revés.

No lo hagas por ti, hazlo por los demás

¿Quieres ser parte del problema o de la solución? Yo lo tengo claro. Nunca me ha gustado ser una carga para nadie y, en estos tiempos, todavía menos. Así que, si encuentras el modo de ayudarte a ti mismo/a, vas a liberar recursos para que se pueda ayudar a otros.

Está claro que el gobierno nos va a dejar colgados, especialmente a los autónomos. No esperes ninguna ayuda de los de arriba. O nos buscamos la vida y colaboramos entre nosotros o lo tenemos jodido.

Por eso es importante tener algo que ofrecer, para sobrevivir por un lado y para cooperar con los demás, por otro.

No me digas que no naciste para emprender

No sé cuantas veces me habrán dicho en este blog o al hablar en público, que eso de buscarte la vida por tu cuenta no es para todos. Que no todo el mundo nace con mentalidad de emprendedor.

¡Joder, ni yo nací con mentalidad de emprendedor! Ni creo que la tenga, ni me gusta en lo que se ha convertido el término. Yo prefiero hablar de Profesionales Libres, sea cual sea su situación laboral. Es decir, de personas capaces de encontrar un modo de ganarse la vida aportando algo valioso que solucione problemas o mejore situaciones.

Un profesional por cuenta ajena que aporta ideas en su empresa es un emprendedor. Una persona desempleada que no deja de darle vueltas a la cabeza para generar ingresos es un emprendedor. Un funcionario que trata de ayudar en una situación como esta es un emprendedor. Un jubilado que se ofrece para echar una mano es un emprendedor.

Lo de emprendedor sólo es un término para describir a alguien que pone en marcha algo. Pero cuando esto acabe, esa mentalidad va a ser imprescindible. ¿Quieres ser de los que se paralice porque “es que yo no tengo mentalidad de negocio” o de los que se busque la vida para salir adelante? Yo lo tengo claro.

Tienes un mes para crear tu profesión

La vida nos ofrece oportunidades escondidas tras problemas graves. Estamos viviendo uno de ellos. Un mes da para mucho. Y si, en lugar de tratar de evadirte con cuestiones ajenas a ti, te centras en crear algo útil y, si es posible, que te guste, puedes salir de aquí reforzado.

Yo llevo recluido desde el 11M (empieza a ser una fecha maldita) y reconozco que los primeros días han sido de ajuste. Pero mi cabeza ha hecho clic y estoy centrado en crear algo útil. Precisamente estoy trabajando en desarrollar un modelo para que podamos crear nuestro propio empleo/trabajo/proyecto. Creo que, cuando pase todo esto, va a ser necesario tener un manual de instrucciones.

Unos se la juegan en los supermercados, los hospitales y conduciendo camiones. Otros ayudan haciendo mascarillas o respiradores con impresoras 3D.

Cada uno de nosotros debería, en la medida de sus posibilidades y cualidades, crear algo útil para los demás y, cuando acabe todo esto, para convertirlo en una fuente de ingresos. Lo de los aplausos está muy bien, pero ¿puedes hacer algo más concreto?

Conviértelo en un reto. Tienes un plazo establecido, un mes. Un objetivo concreto, crear algo rentable. Una motivación, no ser una carga sino un recurso. Incluso puedes dedicarte, por fin, a explorar algo que te gusta.

Yo no sé tu, pero estoy deseando terminar de escribir este post para seguir juntando piezas. Por mi y por todos mis compañeros.

Seguiremos informando.

Compartir esta publicacion

1 Comentario

  1. Me uno a su mensaje, estoy de acuerdo en que el mundo después de esta parada ya no sera igual, debemos parar nuestramente tambien lo que pasó pasó y ya, debemos reactivarnos, reflexionar cúáles son mis atributos y cómo los puedo poner al servicio de los demás de tal manera que aporten valor y ayudemos en la transformación. Muchas gracias Andrés y un abrazo desde Bogotá.

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.