Salud. Cuídate y descansa

Una de las cosas que nos ha traído Internet es la abundancia, por no decir el exceso, de consejos sobre actividades y tareas que podemos o debemos hacer en relación a todos los asuntos posibles. Si tuviésemos que hacer caso de lo que nos proponen (yo también soy parte de esta intoxicación) necesitaríamos vivir diez vidas… como poco.

Creo que hay que parar, al menos de vez en cuando. Y esta parada tiene que ver con algo más mental que físico, aunque esto también. Creo que, desde que empecé a trabajar como Profesional Libre, mi cabeza no ha parado ni un momento, ni siquiera durmiendo. Y supongo que esto acaba pasando factura. Aunque yo toco madera y no me quejo.

La próxima semana desconectaré unos días de todo esto y, entre otras cosas, haré como en años anteriores y no publicaré en este blog. Aunque sean unas “vacaciones” un poco ficticias debido al arresto domiciliario que nos imponen por la pandemia, creo que hay que hacer “como si” realmente nos alejásemos de la rutina.

Creo que en una Estrategia Personal los descansos y las desconexiones son tan importantes como los silencios en la música.

En la música, el silencio tiene la misma importancia expresiva que el sonido. Al igual que hay sonidos cortos y sonidos largos, hay silencios cortos y silencios largos. En la música, al igual que en el habla, es importante pararse para respirar. Además, el silencio y las pausas son una herramienta indispensable para crear tensión y otros efectos expresivos.

https://www.hiru.eus/es/musica/el-silencio

Si, puedes y debes parar

La Salud esta incluida en el Módulo de Provisiones.

De vez en cuando surge el debate sobre si se puede o no se puede desconectar cuando hablamos de Marca Personal. Creo que es un debate absurdo porque siempre dejamos nuestra huella, aunque sea mientras nos tomamos unas cañas con los amigos, cuando hablamos de esa novela que nos ha encantado o cuando, como ahora, decimos que vamos a dedicar más tiempo a nosotros y a nuestra familia que a hacer cosas profesionales.

Todo suma (o resta). Incluso puede que alguien me transmita una mejor impresión si decide desaparecer unos días que otro que sigue soltando su rollo cuando debería estar tumbado debajo de un pino o grabando vídeos de sus hijos para recordarlo cuando crezcan.

No pasa nada por desaparecer unos días, incluso unas semanas. No eres tan importante ni nadie está pendiente de ti ni de mi. No te sientas obligado a demostrar que estás presente.

Come mejor y muévete

Me gusta comer, creo que se nota. Suelo decir que soy más de chuletón que de maratón. Y eso no es lo peor. Lo malo es que la vida del Profesional Libre, especialmente en tiempos de confinamiento está llena de constantes visitas a la nevera o a picar nachos con humus de Hacendado y CocaCola Light (por quitar un poco de culpa). Y eso no es bueno.

Por cierto, hace unos días, mi amigo Gonzalo Osés, otro emprendedor loco que no para de poner en marcha ideas originales, me envió algo que había desarrollado con Jaime Sanz Barrios y que ayuda a superar estos picos de hambre solitaria pero de un modo saludable. Lo llaman trampantojos y son una especie de churros salados de varios sabores que están muy ricos y son mucho mejores que esas cosas energéticas de cereales con miel.

Si tienes curiosidad y te apetece probarlo, puedes cotillear aquí. Aunque sólo sea como idea emprendedora original, merece la pena echarle un vistazo. Pero también está muy rico.

Pero no basta con comer sano, también hay que moverse. Yo no perdono mi paseo matutino de una hora y pico o mis 10.000 pasos. Y eso como mínimo.

No tengo ningún interés en meterme en un gimnasio o ponerme a arrastrar ruedas de tractor, pero me encanta andar. Es mi yoga. Creo que es algo que debemos incluir en nuestra rutina.

Cuida tu cabeza

Creo que hay situaciones profesionales en las que todo el trabajo y el esfuerzo realizado pueden venirse abajo o no servir de nada si un día te llevas un susto. Si buscas trabajo, la situación ya es suficientemente estresante como para meterte más presión. No sólo no pasa nada por despegarte de la pantalla de Infojobs sino que te va a venir bien. No se va a caer el mundo si no envías esa propuesta urgente hoy mismo. No deberías sufrir por salir del curro un día a tu hora… y si te dan un toque, considéralo como la señal que necesitabas para mandarlos a la mierda en cuanto puedas.

No deberías sentirte culpable por no hacer nada, por limitarte a ver el cielo desde tu terraza. No vas a ser peor persona por leer una novela de terror o de ciencia ficción que los críticos han despreciado. Qué les den a todos. No sólo no vas a debilitar tu reputación por ir a hacer el chorra con tus hijos, tus amigos, tu gato o tu perro, sino que, por fin, vas a recuperar parte de tu humanidad.

Ya te digo. Bastante tenemos encima como para no ser un poco indulgentes con nosotros mismos. Date un capricho (hay muchos que no cuestan nada o casi nada), haz un poco el/la idiota, come mejor y sal a que te dé el aire. La vida es muy corta como para pasarte el día currando… aunque te encante lo que haces. Nos vemos en unos días.









Compartir esta publicacion

  1. …pues te voy a hacer caso.
    (lo mismo te llamo un día de estos)
    Un besito, colega!
    d.

    1. Pero me llamas para hablar de tontás, nada de curro. ;)

      1. …pero si siempre te llamo para hablar de tontás!! jajajaja… ;-)

  2. Buenos días!
    Me llega este artículo en el momento perfecto.
    Soy opositor, y como dices en Semana Santa me voy a tomar vacaciones que me las merezco.
    Muchas gracias

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.