Desarrollar una Marca Personal consiste en identificar y comunicar las características que nos hacen sobresalir, ser relevantes, diferentes y visibles en un entorno homogéneo, competitivo y cambiante.

El término branding tiene su origen en marcaje de las reses de las ganaderías para identificarlas.

Una marca es una huella, una señal, es lo que queda cuando ya no estamos presentes.

Por lo tanto la Marca no es un concepto moderno o originado por el marketing. Es simplemente la forma de identificar una imagen, un símbolo o incluso una persona con algo valioso, fiable y deseable.

El poder de la Marca está relacionado con la capacidad de influir no de ejercer la fuerza. Las Marcas Personales más poderosas son aquellas que quedan en los caminos poco transitados, por eso descubrir y desarrollar una Marca Personal requiere tiempo, esfuerzo, paciencia y método.

Las Marcas Personales no se inventan ni se diseñan en un estudio.

Las personas no somos objetos ni productos, por lo tanto hemos de tener en cuenta al ser humano que sostiene la Marca Personal.

Las Marcas Personales se descubren, parten de lo más profundo de la persona.

La Marca Personal no es asesoría de imagen, no es la forma de vestir o el aspecto que presentamos. La forma en que somos percibidos es solo un reflejo de lo que llevamos dentro.

El descubrimiento de una Marca Personal empieza por las motivaciones, los valores, los objetivos, lo que podemos aportar…

Una Marca Personal está compuesta de decenas de elementos que van desde el interior de la persona hasta la forma de gestionar la percepción que los demás tienen de nosotros. Esos elementos son los que van a hacer que seamos percibidos como profesionales valiosos y fiables.

La Marca Personal nos ayuda a descubrir y comunicar aquello que nos hace útiles y valiosos para otros. Aumenta nuestro valor e influencia y con ello conseguimos mayor control sobre nuestra vida y carrera profesional.

La Marca Personal reduce las influencias externas y nos hace más independientes.

Una Marca Personal consigue lo mismo que una marca comercial: que seas la opción preferida entre varias posibilidades.

Estamos en un mercado laboral competitivo, saturado y en el que los profesionales son homogéneos. Una Marca Personal nos hace sobresalir como profesionales independientes o como representantes de la marca de nuestra empresa.

Las personas confían en otras personas, no en las organizaciones, por eso es una herramienta fundamental para departamentos comerciales, directivos y todos aquellos que sean la cara visible de las empresas.

Para los profesionales la Marca Personal es la garantía de que serán valorados como corresponde. Transiciones profesionales, emprendedores, mujeres o jóvenes pueden utilizar la Marca Personal para impulsar sus carreras.

En definitiva, una Marca Personal aumenta:

  • Influencia
  • Valor
  • Reputación
  • Independencia
  • Control

Por lo tanto, el Personal Branding o Marca Personal es la gestión adecuada y consciente de las percepciones, los recuerdos y las expectativas que queremos generar en los demás.

Dicho esto, tu mismo podrás sacar las conclusiones correspondientes.

  • ¿Crees que una Marca Personal fuerte puede ayudar a tus equipos comerciales?
  • ¿Crees que una Marca Personal fuerte de los directivos de tu empresa puede fortalecer a tu compañía?
  • ¿Crees que una Marca Personal fuerte de tus profesionales puede aumentar la credibilidad de tu empresa?