De vuelta

Ya estoy aqui de nuevo. Durante cuatro días he estado dando unos cursos de Marca Personal a dos grupos de profesionales de una importante empresa farmaceútica. Se daba la circunstancia de que ambos grupos eran solo de mujeres.

De nuevo, he confirmado mi creencia de que los “machos” lo tenemos muy crudo. Cada vez tengo más la sensación de que el equipamiento de las mujeres tiene muchos más “extras” que el de los hombres que ya de por si, venimos con una configuración de serie, muy muy básica.

Cuando termino de dar un curso de “Personal Branding” tengo la sensación de que yo he aprendido casi tanto como los asistentes. No deja de sorprenderme la riqueza interior de la mayoría de las personas. Y me entristece lo poco que se aprovecha. El descubrimiento de la marca propia es un viaje al interior de cada uno de nosotros y supone un análisis tremendo de todo lo que nos hace ser personas. Por eso, es muy frecuente que en cualquiera de los cursos que imparto, salgan hechos, datos e historias que nos sorprenden a todos, incluso al propio interesado.

En los próximos días os contaré nuevas ideas, nuevos enfoques y planteamientos originales que estoy seguro que os van a interesar.

Compartir esta publicacion