Lleva tu marca contigo

Alta rotación, movilidad geográfica, cambios de departamento, equipos de trabajo que se crean y desaparecen.
Ya no es posible ir creandose una reputación en el trabajo a lo largo de años y años. Hoy es necesario crear una impresión en los que te rodean en un corto espacio de tiempo.
Para poder imprimir tu sello en la mente de los demás, es necesario que tengas muy clarito quien eres. Tienes que saber que sabes, que puedes aportar, que puedes hacer por los demás y que metas tienes en la vida. Si no empiezas por ahí, no vas a convencer a nadie.
Una vez que sabes que puedes ofrecer, es hora de salir a la calle y gritarlo. Una idea seguirá siendo solo eso hasta que la conozcan otras personas. Pero tienes que saber como hacerlo. Ya hace muchos años que los “marketinianos” han descubierto la forma de conseguirlo. Pues es la hora de aplicartelo a ti mismo.
¿De que sirve ser un fuera de serie si nadie te conoce?
Pero lo más importante de todo es el tercer paso. Despues de conocerte y de que te conozcan tienes que descubrir lo fundamental: QUE PUEDES HACER POR LOS DEMAS. Para que sirves o dicho de otro modo: Cual es el sentido de tu vida.

Compartir esta publicacion