Porqué una marca personal es más fuerte que una marca empresarial

Primero: Porque confiamos más en las personas que en las empresas.
Cuando alguien pone su nombre en la puerta es muy dificil ocultarse. Una persona se juega su imagen, su reputación cuando trata con una persona. Una empresa “solo” puede perder un posible cliente. Si hay problemas, una persona responde.
Segundo: La gente tiene más que perder que las empresas.
A pesar de lo que dicen los anuncios. ¿De verdad crees que a las empresas telefónicas se preocupan por tus problemas? El dueño de un pequeño negocio tiene mucho más que perder que una de las grandes.
Tercero: Las personas son más “reales” que las empresas.
Cuando tratas con una empresa, tratas con un ente, con una voz en un teléfono, real o sintetizada. Al tratar con personas, no hay barreras. Lo que ves es lo que hay. Hablas con quienes toman las decisiones, no con un engranaje de la máquina.
Cuarto: La gente se preocupa más que las empresas
Es más probable que una persona te trate con más cariño, compasión o empatía que un entramado de procedimientos y manuales implantados desde quien sabe donde.
¿Quien te tratará mejor, una multinacional de temas médicos o el doctor que te conoce desde hace 15 años?

Compartir esta publicacion