Políticos Irresponsables

Supongo que estas fechas tan señaladas son más propicias a escribir sobre buenos deseos que sobre crítica política. Sin embargo, en las últimas semanas, nuestros gobernantes no hacen más que decir estupideces y echarnos la culpa de todo en lugar de aceptar su parte de responsabilidad.

En muchas ocasiones he hablado de la importancia de la responsabilidad individual en el desarrollo de una Marca Personal. Creo que todas las personas que han conseguido ser reconocidas por su marca, han sido capaces de tomar decisiones y asumir sus consecuencias. Eso es lo que diferencia a un lider de un seguidor.

Sin embargo, el mundo de la política es el entorno más representativo de los profesionales sin marca. Los políticos son solo «hombres y mujeres anuncio», son soportes publicitarios de unas siglas. Supongo que serán capaces de pensar por si mismos y tener sus propios criterios, pero la Marca Corporativa aplasta a la Marca Personal.

Posiblemente por eso, sean incapaces de asumir cualquier tipo de decisión. En realidad no son ellos los que deciden sino los estrategas del partido, más cercanos al marketing que al servicio de los ciudadanos.

Nuestros políticos,

  • Se rodean de asesores, comités de sabios y similares para poder echar la culpa a otros de las decisiones que les corresponden a ellos.
  • Tienen una tendencia suicida a decir que SI a todo el mundo excepto a la oposición. Deberían leer algún libro de esos de Cuando digo NO me siento culpable o algo parecido.
  • En las últimas semanas hemos tenido varios casos en los que nos echan la culpa a nosotros de los males que provocan ellos (educación, economía, obras públicas)
  • En el caso del Canon y la SGAE no solo nos regañan sino que nos acusan de ladrones. Supongo que pronto nos harán pagar a la RAE por la utilización de palabras del diccionario.
  • Basan las decisiones políticas y los programas de gobierno en Investigaciones de Mercado para saber lo que quieren sus «clientes» en lugar de tomar decisiones impopulares pero necesarias en algunos casos.
  • Evitan a toda costa enfrentarse a los problemas. Suelen enviar a subalternos.
  • Responden con evasivas nada comprometedoras. Por eso las respuestas de los políticos son tan largas como huecas.

En todos los cursos de liderazgo y dirección de equipos se explica que el que manda debe asumir la responsabilidad de sus decisiones. Pero parece que esto no aplica a nuestros gobernantes.





Compartir esta publicacion