El medio es el mensaje

Muchas veces hemos escuchado la frase de McLuhan del título, pero en este momento puedo aplicarla a mi proyecto al 100%.
Esta semana han ocurrido algunas cosas que convierten el medio (y los medios) en el mensaje.

Sabéis que, como científico, siempre he querido aplicar lo que predico. ¿Cómo podría decir a alguien que haga algo que no soy capaz de hacer yo? ¿Cómo puedo conocer los efectos de determinada acción si yo no me tiro a la piscina?

Si hay que probar los vídeos, se prueba
Si hay que escribir un libro, se escribe
Si hay que intentar que tu idea aparezca en los medios, se intenta
Si hay que utilizar diferentes formas de networking, se utilizan
Si hay que hablar a diferentes audiencias, se habla
Si hay que defender ideas radicales, se defienden
Si hay que pasarlas canutas, se pasa
Si hay que prescindir de algo (o de mucho), se prescinde y se prioriza

Lo importante es probar y aún más importante, EQUIVOCARSE. Antes de ponerse a hacer algo, piensas que hay cosas que parecen fáciles y no lo son, y viceversa. Es necesario comprobar los efectos de tus acciones en tus propias carnes. Aunque a veces sea doloroso.

Estoy cansado de supuestos expertos en liderazgo que no han sido capaces de liderar ni el equipo de chapas de su colegio.
Estoy cansado de gurús del «management» que no han sido capaces ni de poner en marcha una fiesta para el viaje de fin de curso en COU.
Estoy cansado de expertos en «personas» que son incapaces de saber cuales son las necesidades reales de las personas.
Estoy cansado de teóricos y recopiladores de consejos y tendencias que no son capaces de aplicarlos en el «mundo real».

Esta es una buena forma de elegir a un consultor, experto, asesor, mentor, coach, o cualquier otro tipo de profesional de los consejos. ¿Qué resultados produce en él lo que predica? ¿Pueden (o podían) los Lehmann Brothers decirte lo que tienes que hacer con tu dinero?

Esta semana Tino Fernandez volvió a hablar de Marca Personal en Expansión y Empleo. Y quiero dar las gracias a las personas de ese medio porque han escuchado mis locuras desde el primer día. Lo que demuestra que con una idea interesante y con gente abierta puedes llegar a hacerte visible. El medio es el mensaje.

También esta semana pude participar en el Foro de RRHH de Radio Intercontinental. Si, de RRHH. Reconozco que cuando me invitaron tuve la sensación de que iba a entrar en la estrella de la muerte con la gente del «lado oscuro». Mi R2D2 se iba a enfrentar a los de R2H2. Pero no tuve que decir aquello de «estos no son los androides que buscais». Fue una tertulia muy agradable con gente que sabe lo que hace. El medio es el mensaje.

Por último, ayer fui a recoger a ESIC las primeras unidades del libro de Marca Personal. Estaban recién salidas de la máquina. Lo primero que miré es si estaban los comentarios que os pedí, y si, estaban. Y es muy emocionante ver que lo que me enviásteis en bits, ahora está en átomos en papel y tinta. Me han dicho que empezará a llegar a las librerías al final de la próxima semana. También en este asunto hay muchas personas con las que estoy en deuda. Pero de este tema ya hablaré más adelante. En este caso, también el medio es el mensaje.

Lo que quiero decir es que lo importante no solo es lo que digo yo o puedas decir tú sino que seas capaz de demostrar que te pones a prueba, que practicas lo que predicas y que antes de decir a nadie lo que debe hacer, debes haberlo intentado tú. Como antes decía, este es un buen criterio para escoger a un profesional. El medio es el mensaje.









Compartir esta publicacion