Errores de gestión de Marca Personal en el trabajo

Desde el final del verano estoy trabajando en identificar y utilizar herramientas muy prácticas para el desarrollo de la Marca Personal, especialmente en el ámbito de la empresa.

Me interesa mucho adaptar al máximo mi modelo a la realidad de nuestro entorno. Hay mucha ideas para desarrollar y todas son muy interesantes. Al final, una Marca Personal se fortalece o debilita en función de las percepciones que los demás tienen de nuestro comportamiento. Por eso es necesario ser cuidadosos con la forma en que nos comportamos en la empresa para evitar sustos.

Por ejemplo, se me ocurren algunas ideas que, aunque evidentes, creo que es importante recordar para evitar el deterioro de tu Marca Personal.

  • Escribir sobre tu empresa (un blog o similar) como «terapia» e insistir en que es para ti y para tus conocidos.
  • Utilizar el correo electrónico de la empresa para usos personales.
  • Pensar que tu jefe, el departamento de RRHH o quién te selecciona es tu amigo.
  • Esperar apoyo desinteresado en tu carrera. La única persona que ayuda sin esperar nada a cambio es tu madre.
  • Trabajar duro justo antes de que vengan despidos. Más vale que te busques la vida. La empresa lo entenderá.
  • Compartir demasiada información personal. Suele perjudicar más que ayudar.
  • Aguantar demasiado. Si no te gusta tu trabajo, no te dejes llevar, haz algo. Es mejor ser conductor que pasajero.
  • Preocuparse demasiado sobre los errores. A veces una metedura de pata es lo mejor que te puede ocurrir.

En este post en el que he hablado de errores a evitar es solo un ejemplo, pero hay muchos campos a desarrollar, desde la negociación de tu valor como profesional hasta el comportamiento en situaciones de crisis. Todos ellos van ayudando a construir o a destruir tu posicionamiento profesional.





Compartir esta publicacion