Las Redes Sociales no te dan superpoderes

Cuando leo algunas propuestas en Dospuntocerolandia suelo pensar que algunos lo confunden con Disneylandia. Si alguien que no sabe de que va esto del Social Media, se conecta por primera vez y lee algunas de las cosas que se escriben podría pensar que estar en Redes Sociales es parecido a la picadura de una araña radioactiva. Un medio capaz de proporcionar superpoderes casi por arte de magia.

Una de las cosas que más me llaman la atención es la abundancia de seminarios, talleres y similares en los que se explica, por ejemplo, como Encontrar Empleo utilizando Redes Sociales.

Llevamos semanas escuchando a los políticos hablando sobre los cinco millones de parados. Los expertos nos dicen que no se creará empleo hasta dentro de muchos meses. Sin embargo, La Red está llena de estas propuestas milagrosas que te van a enseñar a utilizar Redes Sociales para conseguir algo que, aparentemente, no existe: Empleo.

Quizás los políticos se equivocan y en sus programas deberían poner un único punto en el apartado de empleo: «Prometemos un curso de Redes Sociales para todos los desempleados». En poco tiempo tendríamos la tasa de paro de Alemania.

Creo que el voluntarismo (o las ganas de hacer caja) de algunos dospuntocerolenses consigue que se confunda la realidad con las promesas dignas de un curandero. Y también pienso que hay muchas personas que, en su desesperación, aceptan algunas de estas propuestas porque les permite tener la sensación de que están «haciendo algo» y de mantener cierta esperanza.

¿Significa esto que La Red es inutil para que un profesional consiga ganarse la vida? De ningún modo. Pero es importante entender dos cosas:

No todas las herramientas de La Red sirven para lo mismo ni son eficaces para todo

Hace unos días impartí un taller de Networking en el que, entre otras cosas, hablaba de algunas herramientas de La Red. Pero pronto me di cuenta que existe una confusión tremenda. Muchas personas piensan que todo lo que «huela» a dospuntocero sirve para crear una red de contactos, desde Youtube hasta Linkedin. Y no es así.

Una cosa es que, ahora, la comunicación sea bidireccional y otra que eso nos convierta a todos en colegas. Cada plataforma tiene una utilidad y unas aplicaciones pero no todo sirve para crear una red.

Cuando se trata de encontrar un modo de vivir o de sobrevivir profesionalmente no es lo mismo estar en Facebook que tener un blog consolidado. En estos momentos, un profesional debe conseguir posicionarse en el mercado como un referente, como un especialista fiable y valioso con Marca Personal. Y para eso lo más útil y eficiente es un sitio propio como un blog en el que mostrar todo lo que uno ha hecho o demostrar lo es capaz de hacer.

El objetivo de tener un sitio en La Red en el que proporcionar contenidos, dar ideas, analizar situaciones o mostrar casos de éxito es conseguir llamar la atención sobre tu trabajo. De ese modo te posicionas como un profesional atractivo y al que sería interesante tener en una empresa. Si un empresario cree que puedes aportar algo a su organización ya se encargará de hacerte sitio aunque, en este momento, no exista un empleo o un hueco en su organización.

Se trata de crear la necesidad y de conseguir ser deseado por quienes pueden emplearte en lugar de esperar que aparezca un improbable anuncio de empleo en las páginas salmón del periódico del domingo.

Utilizar las Redes Sociales como un canal más para «colgar» tu Curriculum seguramente tendrá la misma eficacia que hacer un envío masivo de CV por los canales tradicionales: NINGUNA.

Hay formas de ganarse la vida diferentes al empleo

Otro de los errores de las propuestas que comentaba es que se centran en la búsqueda de empleo en lugar de en algo así como buscar el modo de «ganarse la vida». Siempre digo que el problema de un desempleado no es que no tenga empleo sino algo más básico, la falta de ingresos. También digo que un profesional debe encontrar el modo de vender sus «servicios» a un cliente o a un potencial empleador (que no es más que otro tipo de cliente).

Por lo tanto, creo que esos cursos de Social Media relacionados con el trabajo deberían plantearse como herramientas de Branding Personal para ayudar a los profesionales a posicionarse como personas valiosas en lugar de para buscar unos empleos que no existen.

¿Estoy diciendo que todo el mundo debe ser autónomo? Si y no. Siempre digo que lo de ser autónomo o emprendedor es una cuestión mental. Pero creo que es imprescindible cambiar el chip y asumir que todos somos «freelances» aunque tengamos una nómina. Y eso implica un cambio en nuestra estrategia laboral en dospuntocerolandia.

Las Redes Sociales ya no son sitios en los que hacer un cortipega del CV sino en un escaparate en el que mostrar nuestro valor para atraer a quienes están dispuestos a pagarnos (clientes o empleadores) por utilizar nuestros servicios.

Por lo tanto, piensa que las Redes Sociales solo son un canal más para darte a conocer pero no te van a dar superpoderes. Deben combinarse con tácticas «offline». Pero supongo que hay quien piensa que por utilizar las redes se va a convertir en Spiderman.


Compartir esta publicacion