El fin justifica los medios

Cuando hablo de Estrategia Personal, suelo dedicar casi un 80% del tiempo a insistir en la importancia de tener un objetivo claro, tener algo valioso que ofrecer y saber como generar confianza. El resto del tiempo explico como elegir y utilizar canales para comunicar lo anterior y dentro de esta parte, entre otras cosas, hablo de los Social Media y las herramientas dospuntocero.

Pues bien, ¿Sabes de qué suelen ser todas las preguntas que realizan los asistentes al final? Exacto, de qué trucos puedo utilizar para aparecer bien posicionado en buscadores o de si mi dominio debe ser .com o .es. Es muy deprimente.

Después de hablar durante años de Marca Personal parece que no importa ni lo personal, ni la marca o huella que quieres dejar, ni cómo saber de qué modo puedes ser relevante, fiable o apreciado. Sólo interesa saber como conseguir que te vean, aunque lo que se encuentren sea un cascarón vacío. Y lo más curioso es que esas mismas personas que quieren conseguir notoriedad a toda costa suelen ser las mismas que te dicen que no saben lo que van a contar o que no se les ocurre nada interesante que decir. Quizás piensan que es mejor trabajarse a Google que hacer algo que realmente valga la pena. Me recuerda aquello de «Lo que la naturaleza no da, Salamanca no lo presta» aunque ahora Google sea Salamanca.

Es curioso lo críticos que podemos ser con las acciones de otros y lo benevolentes que somos con nosotros mismos cuando actuamos de forma parecida. Pero eso de pensar más en el medio que en el fin me recuerda mucho a las decisiones que toman los inútiles de nuestros políticos.

Cuando nuestros dirigentes deciden construir aeropuertos fantasmas, edificios inútiles o líneas de tren de alta velocidad sin pasajeros están actuando de un modo parecido a quienes se preocupan más por ser visibles que por tener algo que ofrecer. Aunque hay que admitir que lo de los políticos nos sale mucho más caro y además ellos suelen obtener un «rendimiento oculto».

Y claro, luego pasa lo que pasa. Empiezan las quejas de quienes creen que esto de Internet no sirve para nada porque «están» en todas las Redes Sociales pero no consiguen el trabajo de sus sueños o no venden más zapatos que antes. Pero es que tener la infraestructura y no dedicar tiempo, esfuerzo y creatividad para darle «vidilla» es como tener un gran centro cultural construido por Santiago Calatrava y no tener nada para animarlo antes de que empiecen a aparecer problemas estructurales.

  • ¿De verdad necesitamos un aeropuerto en cada provincia? ¿De verdad necesitas estar en todas las Redes Sociales?
  • ¿Cómo vas a llenar esos trenes de alta velocidad? ¿Cómo vas a llenar de contenido tu blog?
  • ¿Puedes utilizar alguno de los edificios vacíos en lugar de construir otro nuevo? ¿Puedes utilizar técnicas «tradicionales» de posicionamiento en lugar de pasarte gran parte de tu tiempo vagabundeando por Facebook o Twitter?
  • ¿De verdad crees que la prioridad de ese pueblecito perdido con doscientos habitantes cuya media de edad es de 72 años es un centro deportivo de alto rendimiento? ¿De verdad crees que para que te conozca un empleador o cliente debes gastarte varios centenares de euros para que te diseñen una página web?

La mayor parte de las veces en que me he planteado tirar la toalla en esto del Branding Personal no ha sido por las dificultades económicas o los problemas clásicos de un autónomo o emprendedor sino al ver que cada día parece que se entiende menos que esto no va de hacerse famoso sino de ser PERSONA.

Si quieres dejar una Marca Personal profunda deberías preocuparte de aprender, de leer, de juntarte con gente que te haga crecer como persona, de sentarte a reflexionar sobre lo que quieres y sobre lo que es importante, de hacer cosas que merezcan la pena.

NoesBrandingPersonal

Si quieres dejar huella te recomiendo que busques gente que te enriquezca personalmente en lugar de contratar a un SEO o a un Community Manager que son estupendos para las empresas pero no para las personas. Porque tu Marca Personal es responsabilidad tuya y no algo que debes poner en manos de otros.

El Branding Personal es justo lo opuesto de lo que indica esta viñeta de El Roto que apareció en El País hace unos días. Es algo que va de dentro a fuera y no al revés o algo que deciden otros por ti.

Si crees no tienes nada que ofrecer, mejor olvídate de salir al escenario real o virtual hasta que descubras lo que te hace valioso (la buena noticia es que todos tenemos algo que aportar). Primero preocúpate de lo que quieres contar y del fin que quieres conseguir y luego ya elegirás los medios.

El fin justifica los medios sociales (o Social Media) que debes elegir. Pero los medios son inútiles si no tienes un fin y un contenido.









Compartir esta publicacion