Marketing Personal o cómo comunicar tu Marca Personal

MarketingSi te interesa el Branding Personal, a estas alturas del partido tendrás claro que es un método consciente y planificado de gestionar tu vida y tu profesión para aumentar tu valor y tus opciones. Suelo compararlo con unas matrioskas, las capas de una cebolla o la composición de la Tierra porque es la suma de varias capas (misión, producto, diferenciación, confianza, visibilidad,…) que, en conjunto, consiguen generar un efecto. Cada una de esas capas por separado no es demasiado eficaz, pero la suma de todas ellas puede ser imparable.

La visibilidad, la notoriedad y el marketing de tu Marca Personal sólo es una de las fases de esa estrategia de posicionamiento. No es la primera ni la más importante. De hecho hay mucha gente que ha dejado su huella a lo largo de la historia y que no se ha preocupado de divulgarla (quizás porque ya lo hacían otros por ellos). Pero es cierto que si quieres producir un impacto para que te conozcan, te consideren como una opción a tener en cuenta y finalmente te elijan, deberás esforzarte en comunicar lo que te hace valioso.

Las herramientas de comunicación pueden ir desde lo más directo, personal y cercano a lo más amplio, multitudinario y global.

Imagen, aspecto, cuidado personal

Una de las razones por las que me apasiona el Branding Personal es porque reduce la importancia de lo superficial y trata de destacar el auténtico valor de las personas. Si alguien hace una búsqueda en Google o pregunta en su entorno por alguien y la persona mejor posicionada eres tu, entonces la imagen, el aspecto o las “pintas” serán lo de menos (salvo que trabajes en una empresa de servicios funerarios o en el mundo de la moda).

Pero no se puede negar que el aspecto comunica mucho. Puede que tener una imagen impecable no te proporcione tu objetivo profesional. Pero lo que si es muy probable es que si tu aspecto no encaja con el de quienes te tienen que elegir, puedes quedar descartado a las primeras de cambio. Es lo que hay. La ropa, la higiene, el aspecto, la forma física o el modo en que saludas son formas de comunicar tu Marca Personal.

Credenciales, documentos

Hasta hace poco tiempo, un profesional sólo utilizaba una o dos herramientas de Marketing Personal. Me refiero al Currículo y a la Carta de Presentación. Eran herramientas de “banda estrecha” para tiempos en los que todo era más sencillo. Un puesto, varios candidatos, un canal de comunicación. Ahora las opciones son muchas más.

Los que nos dedicamos al Branding Personal solemos decir que el Currículo ha muerto, pero no es cierto… todavía. Simplemente es un medio de visibilidad más aunque no sea muy eficaz.  Es como el buzoneo. Y en algunas situaciones sigue siendo necesario.

Sin embargo, debes empezar a posicionar tu Marca Personal utilizando otro tipo de documentos o credenciales con los que puedas mostrar tu valor y no sólo contarlo. Crea folletos, ebooks breves o informes en los que ofrezcas información sobre tu trabajo, sobre tus proyectos o sobre tus logros. Si aportas algo interesante y valioso podrás llegar a muchas personas que conocen a aquellos a los que les has enviado la información.


Networking, eventos comerciales, encuentros sociales

Todo lo bueno empieza y acaba con un abrazo, un beso o un apretón de manos. Tarde o temprano, deberás conocer a alguien en persona para dejar una huella más profunda.

Todas las herramientas de comunicación y de Marketing Personal son sólo medios para conseguir ese contacto directo, esa comida de negocios o esa charla de café en la que se establecerá sintonía, se generará confianza y se creará el vínculo.

En tu estrategia de Marca Personal debes reservar momentos para establecer, recuperar o revitalizar los contactos que te acercarán a tu objetivo. Debes estar pendiente de las presentaciones, conferencias, eventos, ferias o cualquier otro tipo de situación o encuentro social o profesional en los que podrás contactar con aquellos que pueden ayudarte, recomendarte y asesorarte (y viceversa).

Reuniones, entrevistas

Las reuniones de trabajo y las entrevistas de selección o de evaluación anual son un tipo de encuentros cara a cara en los que tu Marca Personal se pondrá a prueba. Debes considerar ese tipo de encuentros con una o varias personas como una oportunidad para posicionarte y vender lo que haces.

En una reunión de departamento o de equipo, cada intervención  (o cada silencio) dice algo de quien participa. Eso fortalece, debilita o reposiciona la Marca Personal de cada asistente. El que dice algo sensato, el que no para de hablar, el bromista o el que trata de imponer sus argumentos, el que… Seguro que te suenan todos esos personajes y puede que te sientas identificado con uno de ellos. Lo quieras o no, cada vez que hacemos algo que los demás pueden percibir nos van a etiquetar. Así que más vale que sea como deseas.

No olvides que se trata de que “compren” lo que te hace valioso. Así que considera cada entrevista como una reunión “comercial”.

Conferencias, ponencias

Cursos, seminarios, talleres, mesas redondas, conferencias,… Esta es la parte con la que más disfruto. Es mi herramienta de comunicación personal favorita. Tener la oportunidad de dirigirse a un grupo de gente que está deseando escucharles como cuentas algo que te apasiona es una de las mejores cosas de mi trabajo.

Dirigirte a un grupo de gente es parecido al Networking porque te ve directamente, cara a cara. Pero con la ventaja de que llegas a mucha gente a la vez. Además, en la mayoría de los casos, quienes te escuchan tienen la predisposición perfecta para generar un gran impacto.

Si eso de subirse a un escenario o hablar a un grupo de gente te paraliza, te recomiendo que lo superes porque este es uno de los canales más eficaces para dar a conocer lo que ofreces y para convertir a los asistentes en tus embajadores de Marca Personal.

Blog, sitio web

Quizás hace cuatro o cinco años no te hubiese dicho que tuvieses tu sitio personal en La Red pero hoy creo que es imprescindible. Ojo, no te estoy pidiendo que tengas una megasuperweb profesional. Lo que te estoy diciendo es que tengas un lugar propio, gestionado y controlado por ti en donde puedas mostrar tu trabajo.

No se trata de tener una actividad constante y de aportar contenidos cada día. Lo que te sugiero es que tengas tu escaparate virtual al que puedas dirigir a quienes se interesen por tu trabajo. Si entregas una tarjeta de visita o pones una imagen tras una conferencia en la que aparezca tu sitio en Internet, aquellos a los que hayas gustado podrán saber más de ti.

Crea tu blog o un sitio web propio, que a efectos prácticos es lo mismo. Preséntate. Aporta evidencias de tus proyectos de éxito. Sube uno o varios vídeos explicando lo que te hace valioso. Cuelga tus apariciones en medios. Sube tus presentaciones. Incluye las fotos de tus intervenciones o trabajos. No me cuentes lo que vales, demuéstramelo.

Redes Sociales, relaciones online

No soy demasiado partidario de poner en marcha y mantener una gran actividad en Redes Sociales. Desde el punto de vista del Branding Personal, el control es importante. Sin embargo, redes como Facebook, Google+ o LinkedIn pertenecen a terceros. Eso significa que tu trabajo o tu esfuerzo pueden ser inútiles si un día deciden cambiar su política o simplemente consideran que has hecho algo que no les gusta.

Sin embargo, si haces un uso sensato de estas redes puedes conseguir algunos resultados. Para eso no hace falta dedicarle demasiado tiempo. A la hora de elegir, debes tener en cuenta que hay Redes Sociales profesionales como LinkedIn a las que merece la pena dedicarle algo de tiempo y otras como Facebook que, en la mayoría de los casos, va a robarte demasiados recursos en relación a lo que puedes conseguir.

Las cosas cambian muy rápido y quizás surjan nuevas herramientas y aplicaciones interesantes pero creo que aunque la mayoría de las Redes Sociales pueden ser un complemento interesante, nunca deberían ser tu principal medio de comunicación online. Al menos desde el punto de vista de la Marca Personal para profesionales.

Vídeo, foto, presentaciones virtuales

Uno de los objetivos del Branding Personal es generar credibilidad y confianza. Una de las mejores formas de conseguirlo es ofreciendo pruebas. Por lo tanto, debes utilizar todos los medios a tu alcance para enseñar, mostrar y demostrar tu valor. Afortunadamente cada día más posibilidades de convertir tu ordenador en un medio de comunicación multimedia con una calidad profesional.

Cada profesional deberá elegir el canal más adecuado. Un electricista o un carpintero pueden sacar un partido extraordinario a los vídeos en sitios como YouTube o Vimeo. Si eres un consultor o un experto en algún área de conocimiento puedes crear una presentación y subirla a un sitio como Slideshare o Udemy. Si lo que haces es muy visual puedes colgar imágenes en sitios como Flickr, Picasa o Pinterest. Y si te apetece puedes conferencias desde tu casa utilizando los Hangouts de Google.

Libros, ebooks

Hace diez años, cuando empecé a trabajar en la Marca Personal conocí a mucha gente interesante. Con el tiempo, muchos de ellos, además de convertirse en amigos, han publicado libros. No sé si es que he tenido la suerte de conocer a mucha gente interesante (creo que si) o es que ahora es mucho más fácil publicar (creo que también).

Antes era difícil que una editorial te lo publica un libro y hacerlo tu era caro y poco eficaz. Hoy puedes crear y publicar (incluso vender) un libro electrónico de una forma muy sencilla y barata. Como todo lo que merece la pena y te diferencia, un libro requiere esfuerzo, trabajo y tiempo, pero te posiciona a un nivel profesional superior. Desde un punto de vista de estrategia de Marca Personal es quizás una de las herramientas de credibilidad más valiosas que puedes utilizar.

Prensa, radio, televisión

Si has trabajado bien todo lo anterior te será más sencillo que hablen de ti en algún medio de comunicación. Si tienes una idea interesante y la has contado en tu sitio en Internet quizás llames la atención de un programa de radio especializado. Si haces algunas llamadas a algún medio que trate algún aspecto de actualidad relacionado con tu proyecto quizás te inviten a escribir sobre ello.

Aunque hoy puedes tener tu propia plataforma de comunicación, los medios tradicionales siguen teniendo peso y generando confianza. La mayor dificultad para que hablen de ti en un medio es, como siempre, mental. Si crees que es imposible, que no merece la pena, que no te van a hacer caso, ni lo vas a intentar… y perderás la oportunidad.

Si se te ocurre alguna idea que pueda encajar con lo que cuentan en un medio y está relacionado con tu posicionamiento, ni lo dudes, levanta el teléfono y llama para ofrecer tu colaboración.

NOTA: Si te apetece, el 21 y 22 de Noviembre imparto un curso abierto y gratuito de Branding Personal para la EOI en Benissa. Pincha aquí si quieres informarte.

Compartir esta publicacion