Este verano aprende con lo que tengas a mano

CualidadesYa he contado alguna vez que una de mis grandes pasiones siempre han sido los libros. Aunque ahora tengo menos tiempo y reconozco que también tengo menos ganas de leer, durante años he ido acumulando muchos ejemplares de temas de todo tipo.

Muchos de los libros que tengo en mis estanterías tratan sobre temas profesionales, de desarrollo personal y de gestión. A veces me he comportado como un comprador compulsivo, especialmente si me encontraba alguna oferta de buenos libros a precios ridículos. Así que en este momento tengo más material interesante del que nunca tendré tiempo de leer, pero ahí está el contenido, a mi alcance.

Si eso fuera poco, ahora también hay información casi ilimitada al alcance de cualquiera en La Red. Y eso si no hablamos de lo que puedes encontrar en los canales de pago de televisión, las conferencias y los eventos abiertos casi a diario en casi todas partes o la posibilidad de acceder a gente interesante que estaba fuera de tu alcance hasta hace poco.

Digo todo esto porque una de las cosas más frecuentes que suelen decirme en mis cursos es que “yo no tengo nada que decir” o “no hay nada que yo pueda aportar” especialmente cuando les digo que hablen de “lo suyo” en un blog o en algún sitio que la gente pueda ver. Este tipo de comentarios no son sólo de gente joven que crea que su aportación es irrelevante sino de personas de todas las edades y experiencias. Lo curioso es que cuando hablo con ellos o con cualquier desconocido me doy cuenta de las vidas tan interesantes y ricas de todos ellos.

Quien más quien menos todos hemos aprendido cosas y tenido vivencias relevantes y útiles para una empresa o para un proyecto personal. Todo lo que hay que hacer es recopilarlo, inventariarlo y encontrar formas de encontrar combinaciones que puedan ser valiosas para alguien.

Si eres de los que piensas y dices abiertamente que no tienes nada que aportar, ¿cómo esperas que alguien te contrate? ¿por qué crees que vas a generar interés en la gente de tu alrededor si admites (equivocadamente) que no vales para nada?

Todos tenemos ingredientes, elementos y materia prima de sobra para cambiar o mejorar las cosas. Y una vez que tenemos claro esto y además sabemos lo que queremos (esa es otra de las cosas más complicadas de descubrir y que puedes pensar este verano), también nos daremos cuenta que hay huecos de conocimiento, que hay cosas que nos faltan por aprender. Pero como te decía al principio, hoy en día tenemos acceso a prácticamente todo lo que necesitamos para completar nuestro aprendizaje sin tener que hacerlo por los caminos lentos y cada día más inútiles de la formación tradicional.

Aunque todo el año es posible y también necesario seguir aprendiendo, el verano es una época perfecta porque tienes tiempo, ganas y ánimo para hacerlo. Sólo tienes que sentarte, pensar un poco en lo que necesitas y, sobre todo, en lo que te gustaría aprender y localizar media docena de recursos para llenar ese hueco. Fotografía, blogs, método “lean”, inteligencia emocional, comunicación no verbal, nutrición, hablar en público,… los temas son infinitos y, si lo piensas, siempre vas a encontrar algunos apasionantes. El problema no es descubrir qué quieres aprender sino qué vas a dejar fuera porque no tienes tiempo para aprenderlo todo.

Repasa los libros que tienes por tu casa o por la de alguien de tu familia. Seguro que vas a encontrar joyas que ni te acordabas que tenías. Date una vuelta por Amazon o, algo mejor, por las librerías de tu ciudad. Curiosea, pregunta al librero, busca referencias por Internet y elige los tres o cuatro libros de referencia sobre ese tema, empápate de ellos y cuéntanoslo o habla de ellos a tus amigos en la piscina.

Completa la información buscando material en La Red. Digo que completes la información porque hace mucho tiempo que me dí cuenta que la información que circula por Internet es un complemento de conocimiento en el mejor de los casos pero nunca puede convertirse en el único ni principal.

Si te quedas por tu ciudad o vas a algún sitio con cierta actividad, entérate de qué actividades se realizan y utilízalas para aprender algo nuevo, el qué es casi lo de menos, y además conocerás gente nueva mientras desarrollas tus habilidades como “networker”. Esto es algo que debes hacer en todas las estaciones de año pero quizás en verano te sientas más libre, cómodo y no sientas que lo haces por obligación.

Busca documentales, charlas TED, películas, cursos interesantes en La Red que puedas ver en tu móvil o en la tablet en esos momentos de tranquilidad y cuando el calor te paralice.

Si te lo montas bien, cuando vuelvas al “tajo” habrás puesto unos cuantos ladrillos más a tu profesión. Ya no podrás decir que no tienes nada que contar. Porque lo que está claro es que lo realmente interesante no es que te lo guardes todo para ti sino que lo vayas compartiendo. De ese modo todos los enriquecemos y tu te posicionas. Pero este sólo es el principio. Lo importante es coger el hábito de aprender, de descubrir y de crear algo nuevo.

De lo que se trata es de sustituir un diploma por algo más importante actualmente, la demostración de que sabes hacer lo que dices que sabes hacer. Hablar de algo que te gusta en un sitio público como este te puede dar más oportunidades que un título en un currículo. Si lo haces bien, podrás incorporar tres, cuatro o media docena de “ingredientes” nuevos a tu profesión cada año y mantenerte completamente renovado. Es algo así como tu departamento de I+D Personal. Recuerda que no sólo las bicicletas son para el verano.

NOTAS: Te paso mi agenda de eventos en abierto para los próximos días por si te interesa alguno

Personal Branding Lab Day. 17 y 18 Junio (Barcelona). Todavía quedan algunas plazas y el precio es insuperable. Va a ser genial y nos vamos a juntar toda la tribu del mundo de la Marca Personal. Información e inscripciones aquí.

Fotocasa Academy Conference. 29 Junio (Madrid). Congreso de Marketing Inmobiliario. Información e inscripciones aquí.

Coworking EOI. 30 Junio (Madrid). Branding y Marca Personal para emprendedores. Información e inscripciones aquí.









Compartir esta publicacion