Cuando dudes, repasa tu objetivo

ObjetivosEsta semana, como consecuencia de mi post anterior, se produjo un debate en Facebook sobre la conveniencia, o no, de transmitir determinadas experiencias y vivencias personales.

En el post yo defendía que no tiene nada de malo mostrar lo mejor de ti mismo en dospuntocerolandia mientras sea auténtico y siempre que no se convierta en algo monotemático y repetitivo. También decía que, por una simple cuestión de convivencia y respeto hacia los demás, normalmente no vamos mostrando los aspectos más sórdidos, patéticos o aburridos de nuestra vida.

Una persona comentaba que en los últimos meses había sufrido una serie de perdidas personales muy duras y lo había pasado mal. También decía que esos acontecimientos la habían enriquecido personalmente y que había conseguido convertirlos en algo positivo y valioso. Su duda era si podía o debía compartir esas experiencias en las redes sociales. El tema era interesante y me dejó pensando.

Si hay algo que considero fundamental y que está tras todo el concepto de Marca Personal es el de la libertad y la responsabilidad individual. Yo no creo en recetas generales ni en trucos infalibles. Considero que cada persona y sus circunstancias son diferentes y no hay un consejo válido para todo y para todos. Por lo tanto, ¿qué se puede decir a alguien que te plantea algo así? Pues lógicamente que, aunque yo tengo claro lo que haría, la decisión es suya.

Vale Andresito, así te quitas el marrón de encima y que se apañe ¿no?

De lo que se trata es de tener una visión más general de las cosas a la hora de tomar decisiones como esta o cualquier otra. Por eso insisto tanto en eso de la Estrategia Personal, porque no podemos actuar viendo sólo un elemento del cuadro.

Lo que le propuse a esta persona es que volviese al principio de todo, si es que alguna vez se lo había planteado en serio. Me refiero a revisar sus objetivos personales y profesionales. A desempolvar por qué decidió entrar en el mundo dospuntocero. El objetivo, el propósito, la visión, la misión y los valores son los elementos que nos van a ayudar a tomar decisiones en momentos como el que plantea esta persona.

¿Qué razón te impulsó a compartir tus ideas y sensaciones en las Redes Sociales o en tu Blog? ¿Fue una motivación personal o profesional?

En mi opinión, y desde el punto de vista de la Marca Personal aplicada al mundo laboral, todo lo que hagamos, compartamos o divulgamos en las redes debe analizarse desde el punto de vista de las relaciones. Aunque mostremos nuestro lado más humano, siempre debemos pensar en el efecto que va a tener en aquellos que quieran contratarnos o relacionarse con nosotros. Por lo tanto es fundamental no perder de vista ese punto de partida que nos hizo entrar en este mundo o submundo.

¿Qué efecto va a tener lo que cuentes a corto medio o largo plazo? ¿Te va a acercar a tu objetivo o te va a desviar de tu ruta?

Quizás un desahogo momentáneo hablando de tus emociones en una Red Social abierta como Facebook (asúmelo, la privacidad en Internet no existe) puede tener unos efectos imprevisibles en cualquier momento del futuro. Esa búsqueda de empatía momentánea puede implicar un coste muy elevado más adelante.

¿Te va a ayudar?

Por otra parte, puede que abrirte un poco o un mucho a gente más o menos conocida puede ser la «única» solución para salir adelante en ese momento. O quizás, como le ha ocurrido a la persona que ha motivado este post, esas vivencias han tenido un efecto positivo posterior y al convertirlas en lecciones aprendidas pueden ser mucho más valiosas para ella y para los demás.

¿Estás dando información suficiente?

El problema de las Redes Sociales es que faltan muchos elementos de comunicación. Si quieres mostrar determinados sentimientos y emociones, es mucho mejor hacerlo cara a cara. Salvo que seas Marcel Proust, un texto jamás describirá lo que tienes en tu cabeza y tu corazón. Como vemos constantemente en La Red, los malosentendidos o los errores de comunicación no hacen más que generar problemas.

¿Estás teniendo en cuenta la percepción particular de cada persona que te observa?

Ten en cuenta que cada persona tiene sus problemas, su identidad, su historia y eso nos hace entender lo que vemos según nuestro propio prisma. Hay una diferencia entre lo que tienes en tu cabeza y lo que expresas, pero también hay otro desfase entre esto último y lo que entienden quienes te leen o escuchan. Y eso hace más arriesgado lo de abrirse a asuntos que van más allá de lo profesional.

En resumen,

Quizás consideres que nadie se hace estos planteamientos tan formales cuando tiene que tomar la mayoría de las decisiones o microdecisiones. Sin embargo, creo que eso que llamamos instinto no es más que la forma operativa de aplicar la suma de experiencias que hemos vivido. Lo único que te planteo es que lo hagas de forma más consciente. Eso no te va a volver más frío o inhumano sino más eficaz y operativo, por lo tanto más libre. La última decisión sólo puede ser tuya, pero será más sencilla si revisas el QUÉ, el POR QUÉ y el PARA QUÉ te metiste en esto.

NOTAS: Eventos abiertos en los que voy a participar la próxima semana por si te interesa alguno si te pilla cerca.

Jueves 30 Marzo. Valencia. 9ª Jornada Cultura Marketing en Valencia.

Sábado 1 Abril. Elche. II Jornada de orientación a los estudios universitarios.





Compartir esta publicacion