Táctica y Estrategia Personal

Hace unos días empezó a circular por dospuntocerolandia una nueva red social. Se llama Vero y, como en tantas ocasiones anteriores, mucha gente se ha subido al carro como si no hubiese un mañana.

Parece que alguien es más listo si se apunta a lo nuevo, pero lo que acaba consiguiendo es lo de Pedro y el lobo, que cuando vuelva a anunciar algo que realmente es valioso, nadie le crea. Eso debilita su Marca Personal porque destruye su credibilidad.

Creo que cualquiera que lleve algunos años merodeando por La Red ya debe tener claro que cosas como estas surgen unas cuantas a lo largo del año y la mayoría, tras unos meses de ruido, acaban formando parte de los “juguetes rotos” que pretendían ser el nuevo Facebook, Google, LinkedIn o lo que se te ocurra.

Quizás me equivoque y esta nueva Red Social lo transforme todo. En ese caso pediré perdón. Pero me temo que más allá de lo que pueda aportar esta herramienta, creo que existe una saturación de “tontás” virtuales y detecto bastante cansancio especialmente en aquellos que llevan/llevamos más tiempo en estas cosas. Aunque todo parece que estos fenómenos cada día duran menos.

Pienso que parte del problema lo ha generado el propio medio, Internet, al buscar la inmediatez, la novedad constante, al potenciar la anécdota frente a la categoría, la “tontá” frente a lo relevante, el espectáculo frente a la información o el conocimiento, el decálogo frente al contenido con “sustancia”. En definitiva, la Táctica o incluso la acción sin planificación frente a la Estrategia o la visión a largo plazo.

Internet o gran parte de los libros que se publican parece que se han empeñado en darte un pez en lugar de enseñarte a pescar. Si te fijas, todo está lleno de listas de trucos, recetas, consejos y atajos, pero todo eso apenas tiene valor si no está dentro de un contexto, un plan o una estrategia.

¿De qué sirven los 4.713 consejos infalibles ¡¡¡INFALIBLES!!! de cualquier cosa si no encajan en un proyecto más amplio?

Por otra parte, cada uno de nosotros somos diferentes, nuestras circunstancias son únicas y nuestros sueños y necesidades son intransferibles. Así que, eso de tirarte a la cara una lista de “cosas” que puedes debes hacer para conseguir algo me parece un insulto a la inteligencia.

Aunque casi hayamos perdido la perspectiva, El Mundo es mucho más de lo que se ve en una pantalla de unos centímetros cuadrados. Y yo tengo la intención de volver a mirar con más perspectiva, de pensar a largo plazo, de buscar lo que realmente merece la pena. Me refiero a La Red, si, pero también muchas más cosas que van más allá de lo virtual.

Internet es una trampa emocional. Si consigue tenernos enganchados es por esa tendencia del ser humano a formar parte de la tribu, de ese temor a meter la pata por hacer algo que no haga “todo el mundo”, de sentirnos queridos (o que lo parezca). Pero como te digo, es un chantaje emocional a escala planetaria.

¿Cómo vas a dejar de dar “Me gusta” a quienes lo han hecho hace un rato contigo? ¿Es que quieres que te llamen de todo por no “conversar” en La Red? y una de las cosas que más “me gustan” y que sirve para terminar cualquier debate sobre la pérdida de tiempo en dospuntocerolandia: “Si, pero he conocido a gente maravillosa que no habría conocido de otro modo”.

¿En serio? ¿A qué llamas conocer? ¿A enviar un par de mensajes? ¿A hacerte una autofoto con esa persona cuando coincidas en un evento? Venga ya. ¿Y los libros que has dejado de leer? ¿Y las personas de carne y hueso que realmente has dejado de CONOCER?

Como podrás percibir, estoy en una fase en la que quiero ver el panorama completo y no sólo lo que vemos por ese ojo de la cerradura virtual. Necesito ir más allá de las tácticas. Me preocupa más el QUÉ y el POR QUÉ que el CÓMO.

Pero cuesta desengancharse de todo esto. Mucho. Me refiero a convertirlo en algo como una lavadora, un secador de pelo, un despertador o cualquier otro electrodoméstico. Algo que sirve para lo que sirve y que te hace la vida más fácil pero no al revés.

La próxima semana aprovecharé, como siempre,  para desconectar y tomar distancia de la rutina y espero terminar de poner las cosas en su sitio. Pero lo que tengo claro es que mi intención es ser más Estratégico y mucho menos Táctico y, por supuesto, ayudar a otros a hacer lo mismo.








Compartir esta publicacion