Vergüenza ajena

Ayer tuvimos un ejemplo de una actitud que desgraciadamente es bastante habitual en nuestro país. Tenemos la versión moderna del «que inventen ellos». Utilizando la excusa del referendum para la «constitución» europea, los inventores de «La Macarena», esos filósofos notables que son «Los del Río» dijeron que había que votar que SI en ese plebiscito porque aunque ellos no la han leido, van a hacer lo que dicen los políticos que son los que «saben».

Esto es una anécdota, pero desgraciadamente es un reflejo de lo que ocurre en España a muchos niveles, entre ellos el empresarial.

Parece que lo que se decide en las «zonas nobles» va a misa, cuando en muchas ocasiones las decisiones tomadas tienen las mismas probabilidades de ser acertadas que si se utilizase una moneda.

Sin embargo, aqui estamos encantados de que nos digan lo que tenemos que hacer. No queremos pensar. Aqui se acepta todo lo que nos sugiera cualquiera que se haya investido de un aura de intelectualidad o poder.





Compartir esta publicacion