Lo importante son las preguntas, no las respuestas

Parece que todavía algunas personas piensan que una Marca Personal es una cuestión de imagen o de competitividad salvaje. Sin embargo, el proceso de descubrimiento (que no de creación) de tu propia marca supone un esfuerzo importante de reflexión y autoanálisis. Para tener una marca fuerte uno debe buscar la respuesta a preguntas tales como:

¿Cuáles son las preguntas principales de tu vida?

¿Te estás haciendo las preguntas que dan forma a tu vida y que apoyan lo que eres?
Te haces preguntas como ¿De que forma puedo conseguirlo? ¿Cómo puedo sobresalir? ¿Qué me a va ocurrir? ¿Como voy a sobrevivir? ¿Quien soy? ¿Quien quiero llegar a ser? ¿Cómo puedo ser útil?

¿Cuál es el verdadero significado de tu vida y el impacto que causas en otros?
¿Como es tu vida de convencional?
¿Qué es lo que más valoras?
¿En que situaciones o circunstancias te encuentras a ti mismo defendiendo o apoyando una idea o punto de vista particular?
¿Qué te emociona?

¿Cómo expresas tus valores (aquello que realmente te importa)? ¿Con que comportamiento? ¿Qué comentarios específicos? ¿En presencia de quién? ¿Bajo que circunstancias? ¿Este valor es expresado consistentemente, esporádicamente o suele ser evitado? ¿Cómo aplico este valor en mi vida?

¿Cuál es la herencia que piensas dejar?
Dices ¿A que te dedicas? o ¿Porqué estás aquí?
¿Cuándo y donde te permites ser absolutamente auténtico?
¿Piensa en alguien que te gustaría que te apreciase?

¿Qué te hace único?
¿Cómo puedo causar el mayor impacto en el mayor número de gente ayudándoles a tener éxito?

¿Esta es la vida que quieres tener?
¿A quién estoy siendo util?
¿Porqué hay gente que tiene éxito y otra no?
¿Alguna vez has deseado tener mayor influencia sobre la gente y las situaciones?
¿Quién es la persona más importante que te influye actualmente?
¿Eres de los que pregunta porque o de los que pregunta porqué no?
¿Cómo puedes mejorar la percepción de ti mismo?

Y esta es solo una pequeña muestra, porque si hay algo que tengo muy claro es que todos somos únicos y al igual que ocurre con algunas especies que están desapareciendo, si acabamos con lo que es diferente, con la diversidad que todos tenemos que aportar, el mundo será más gris, aburrido y homogeneo. Más ordenado, si, pero definitivamente perderá mucho de su encanto.





Compartir esta publicacion