Resines, los Simpson y gurusitos s.a.

Hace unos días decía que cuando uno empieza un proyecto, cuando tiene mentalidad emprendedora, es más sensible a los asuntos relacionados con lo que tiene en mente. Pues bien, este fin de semana han saltado todas mis alarmas internas.
Cuando se habla del concepto de Marca Personal, hay una metáfora bastante evidente, la de microempresa. Se podría decir que todos somos los directores generales de YO, S.A. Eso significa que uno debe ser responsable de su propia carrera y de su vida.

Hasta ahí, nada nuevo. De hecho, yo he escrito algún artículo en el que utilizaba ese simil. Lo curioso es cuando me lo encuentro en dos ocasiones en la misma sección de un periódico y escrito por dos autodenominados TopTen (que, todo hay que decirlo, es un excelente uso de la Marca Personal).

Por cierto, estoy pensando en crear una web de amiguetes aficionados a la gestión que se denomine TopEleven (muy cinematográfica), TopFive (superfashion y megaexclusiva), TopOnehundred (mucho más popular) o TopSevenEleven (gurús disponibles las 24 horas y 7 días) ¿Por qué no? ¿Alguien se apunta?

Bueno, que me pierdo. El caso es que tenemos dos Yo, S.A. en menos de un año. Uno de Casado y otro de Alvarez de Mon

Eso me ha hecho reflexionar y hacerme las siguientes preguntas. La aparición de un artículo con el mismo título en poco espacio de tiempo, en la misma columna y por personas que pertenecen a la misma «pandi»:

¿Es algún tipo de divertimento?¿Es algún tipo de condición que deben cumplir al ingresar en esa exclusiva élite?¿Es algo así como la típica redacción preLOGSE que nos ponían todos los años en el colegio «Mis vacaciones de verano»?¿Es una travesura?¿Es que se les acaban las ideas?

Me han llamado la atención estos artículos (atractivos por otra parte) porque es un tema que me interesa, pero ¿cuantos artículos con ideas clónicas aparecerán por ahí?

El caso es que los gurusitos empiezan a parecerse a los Simpson en Antena3. Pudieron ser originales, pero de tanto repetirse y de verlos en todas partes, empiezan a ser bastante cansinos. Son los Antonios Resines de la gestión. ¿Os acordais cuando en los años 80 no había comedia española en la que no saliese él? Pues con estos pasa lo mismo solo que no hacen ninguna gracia.

La formula para escribir este tipo de artículos de Management Pedante es simple. Elige una cita de un autor poco leído o un clásico, mézclalo con algún tema de actualidad. Si añades unas gotas de alguna película de moda más o menos conocida, siempre consigues darle un toque popular. Por último, metes a presión el tema de gestión del que eres especialista y queda un artículo chupigüay para la prensa económicopopulista del finde.

En fín, ¡Que pequeños quedan nuestros Top Ibéricos en el fin de semana en el que ha desaparecido Drucker…!. Eso si, hasta de eso sacarán partido y si no, al tiempo. Menudo filón para escribir 4 o 5 artículos. O incluso un libro contándonos lo «íntimos» que eran del Maestro porque una vez lo vieron de lejos en una videoconferencia.

Me daré una buena dosis de Wired y Fast Company para recordar que es posible escribir cosas nuevas e interesantes de otra manera.

Como siempre, trataré de ser constructivo y si os interesa este tema os recomiendo dos libros, menos «cultos» pero mucho más prácticos con títulos similares.
Yo, S.A. de Barrie Pearson y Neil Thomas en la Editorial Amat.
Usted, S.A. de William Bridges en Grijalbo.





Compartir esta publicacion