Marca Friki

Lo reconozco, tengo amigos frikis. Yo nunca he entendido muy bien porqué «pierden» tanto tiempo tratando de desentrañar los misterios de «la fuerza» o aprender Klingon (o como se escriba). Sin embargo, creo que han conseguido crear una marca.

Además, se toman con mucho sentido del humor sus aficiones. Tan «inútiles» como las de demasiados intelectuales, gurús, políticos y estrategas de negocio, pero mucho más divertidas y siendo conscientes de ello.

  • ¿Qué es más friki preocuparse por el futuro de Spock (o como se escriba) o por lo que diga El Codigo da Vinci?
  • ¿Qué es más friki vestirse de Princesa Amidala o de Piloto, General, Revolucionario, Indígena o Freddie Krueger?
  • ¿Qué es más friki organizar partidas de rol de El Señor de los Anillos o con paises de verdad?
  • ¿Qué es más friki meterte en el papel de Vader y destruir planetas de mentira en el PC o en el de «Terminator de los Recursos Humanos»?
  • ¿Qué es más friki estar de los nervios por el estreno de la próxima peli de superheroes o por el habitual bochornoso papel de nuestra selección de futbol en el próximo mundial?
  • ¿Qué es más friki pensar que puedes dominar el mundo o hacerlo?
  • ¿Qué es más friki la Alianza de Civilizaciones contra el imperio o la Alianza Rebelde contra el Imperio?

Francamente, los frikis reunen un montón de características de marca: Visibilidad, Especialización, Experiencia, Conocimento, Mentalidad Positiva, Consistencia, Persistencia…

Solo veo un riesgo grave y es que la persona friki deje de ser ella misma. En ese momento dejas de ser una Marca Personal para convertirte en un logo, en un producto de merchandising humano, en una imagen sin sustancia.

¿Pero no es eso lo que hacen habitualmente muchos profesionales?









Compartir esta publicacion