Imágenes veraniegas: Enrique Dans y los Cerrajeros

Cerradura (Lock)
Seguramente os habeis fijado pero es probable que a pesar de estar a la vista (o de intentarlo), ni siquiera hayais reparado demasiado en ello. Me refiero a los adhesivos publicitarios que colocan los cerrajeros en las puertas y buzones. No deja de sorprenderme esa costumbre.

Desconozco el retorno de esa inversión, pero haciendo un análisis muy rápido, me temo que debe ser cercana a cero. ¿Con cuanta frecuencia tienes una urgencia que requiera el servicio de un cerrajero? ¿Cuál es el criterio para escoger uno? ¿El color o la forma del adhesivo?, ¿El dedo inocente que señala al azar? ¿El que esté más despegado? ¿El número más facil de recordar?

Francamente, me da la sensacion de que es más una tradición que un medio eficaz de marketing.
La ¿cerrajería? se ha convertido en un servicio «commodity», indiferenciado. No hay prescriptores. Ni los necesitas. Cuando te ves en la calle sin llaves a horas intempestivas ¿Quien va a ponerse a preguntar a los amigos por el cerrajero más barato o más eficiente? Los cerrajeros deben pensar que los criterios fundamentales para ser elegido son la suerte y una visibilidad mínima.

Supongo que la mayoría de estos teléfonos comunican con autónomos o empresas unipersonales lo que unido a esta saturación de competencia indistinguible lo hace muy apropiado para la construcción de la Marcas Personales. Habría que hacer un trabajo importante de especialización (cerraduras electrónicas, mantenimiento, asesoramiento de seguridad,…), de auténtica visibilidad, de confianza (¿no es un oficio un tanto sospechoso?), de accesibilidad 24/7…

Bitácora (Blog)
El caso es que el otro día tras ver la entrevista con Enrique Dans en entrevistado.com de mi amigo Edu Collado, me acordé de los cerrajeros. No soy un fanático de Dans basicamente por una razón, porque los temas tecnológicos no me entusiasman. Pero también, de vez en cuando, habla de temas más de andar por casa y en esas ocasiones me parece interesante.
Pero lo que ha conseguido Dans es convertirse en una Marca Personal importante en la blogosfera. Hay otros blogs importantes, pero pocos tienen nombre y apellidos. Dans es Dans. Ya estaba tardando en escribir sobre él.

No le conozco personalmente aunque supongo que es cuestión de tiempo. Y es mejor escribir ahora que no tengo ningún vínculo personal. Desde luego quienes le conocen me dicen que es un tío accesible y cercano.

Me llamaron mucho la atención cierto tipo de comentarios negativos que aparecen en su blog con motivo de esta entrevista. Críticas personales más relacionadas con programas del corazón que con un profesional. Supongo que estará acostumbrado y le dará la importancia que merecen, ninguna.

Cuando una Marca Personal llega a conseguir cierto nivel de notoriedad, es inevitable la aparición de competidores críticos, «clientes» insatisfechos o simplemente «contreras» mediocres que a todo le ven pegas. En cualquier caso la crítica ácida hacia las personas y las ideas en la blogosfera puede ser divertida durante un tiempo, pero es demasiado fácil y acaba aburriendo. Además no suele dejar al criticón en muy buena posición ya que depende demasiado del criticado. Sin él, no es nadie. Además, es mucho más sencillo atacar que construir, por eso lo mejor es no hacer demasiado caso.

Pero es que Dans ha conseguido que su adhesivo destaque sobre el resto de los cerrajeros. Cuando alguien necesita uno para que le abra la puerta, piensa en él. Cuando alguien busca alguien que le hable de llaves y cerraduras, aparece él. Como ya digo, no le conozco personalmente pero creo que es la hora de hacer el análisis de su Marca Personal. Tiene una gran parte de subjetividad, pero de todos modos ¿Una marca no es un conjunto de percepciones?

Como curiosidad hay que decir que cuando alguien crea un blog denominado Yo no leo a Enrique Dans, es que nuestro protagonista va por buen camino.

Claves, llaves, keys

Competencia: No he sido alumno, ni asistente a sus conferencias, ni «cliente» de Dans, pero entiendo que es perfectamente capaz de desempeñar su trabajo con eficacia. Ya he dicho en otras ocasiones que esta es una condición necesaria pero no suficiente para crear una Marca Personal. Todos los cerrajeros saben abrir cerraduras, pero eso no les diferencia.

Autenticidad: Creo que uno de los éxitos de un blog o de una persona es que sea «humano». Debe ser cercano. Debe contar cosas que podamos asociar con nuestra experiencia. Y eso lo sabe hacer bien Dans. Hoy habla de alguna de esas historias de Sistemas Operativos o de cacharros de última generación y mañana nos cuenta sus problemas hospitalarios y aeroportuarios. Dans es una Marca pero también es Personal.

Visibilidad: Desde luego esto lo sabe hacer bien Dans. Y en nuestro país eso está muy mal visto. Quizá esta asociado a nuestro pecado capital, la envidia. Cuando alguien utiliza los medios a su alcance para ser conocido y alcanzar notoriedad se dice que es un «listo o listillo». ¿Que calificativo se tendría que aplicar entonces a quienes no los utilizan? Dans dió primero. Dans habla de lo que hace. Y lo sabe hacer bien. La bola de nieve se va haciendo grande. Como sale en algunos medios, le llaman de otros. Como es un buen ponente, le llaman para participar en otras ocasiones. ¿Debería negarse solo porque algunos mediocres le critiquen?

Valores: Este siempre es uno de los atributos de Marca Personal más dificiles de establecer porque es muy facil meter la pata. Pero me da la sensación de que Dans tiene unos criterios y una escala de valores bastante definida. Decía Hamel eso de «Crea una causa, no un negocio» y Dans sabe vincularse a las causas que considera importantes. Su batalla contra los abusos del ciertos organismos, medios de comunicación, instituciones y demás piratas con intereses económicos es bien conocida. Incluso «se permite el lujo» de escribir en medios de comunicación considerados politicamente incorrectos por ciertos sectores de la progresía. Y eso para algunos, es intolerable.

Liderazgo y consistencia: Dans se ha convertido en un prescriptor. Lo que dice se respeta y se tiene en cuenta. Y eso unicamente se consigue con una trayectoria de credibilidad y de confianza. Solo le sigo desde hace pocos meses, pero entiendo que eso lo ha logrado día a día, manifestando sus ideas (y quizá equivocándose) de forma coherente y consistente. Ha sabido llegar a «su mercado». Una Marca Personal no puede cometer el error de tratar de gustar a todos. No se puede ser todo para todos. Y creo que Dans nunca ha seguido esa política.

Especialización: Como he dicho, aunque está centrado en temas tecnológicos y de internet, siempre da su visión personal y eso es lo que consigue dar un gran valor añadido a sus opiniones. No trata de convertirse en una estrella mediática o en un tertuliano que habla de todo. Quizá fuera de este mundo endogámico de las bitácoras no le conozca demasiada gente. Pero esa también es una clave de una marca, la elección de un nicho apropiado.

Creo que se podrian decir muchas más cosas de la marca Enrique Dans. Pero me quedaría con una. Y es que Dans es el ejemplo de lo que se puede hacer con pocos medios, con ganas, con trabajo y con in
teligencia. Puede gustar o no, como las hamburguesas de McDonalds, pero nadie negará que cuando alguien piensa en un bloguero, Dans está muy bien posicionado. Cuando alguien piense que crear una Marca Personal es imposible, que piense en él.

Señores cerrajeros. Aprendan la lección, lo importante no es abrir cerraduras sino aparecer en la mente de su mercado como la referencia indiscutible. Entre cerradura (Lock) y bitácora (Blog) no hay tanta diferencia









Compartir esta publicacion