Blogs y Personal Branding. Carta a Pilar Trucios.

Estimada Pilar

Como suelo hacer cada domingo, he ido al kiosco a comprar la prensa y me he encontrado con tu artículo en Expansión titulado “Soy ‘guay’ porque lo dice mi ‘blog’

En él, haces una crítica a los profesionales que están empezando a utilizar internet en general y los blogs en particular para darse a conocer. Me gustan tus artículos porque suelen desmitificar muchos conceptos de gestión que falta hace… Pero como en esta ocasión tratas de dos temas que me atañen directamente (blogs y Personal Branding), me gustaría hacerte algunos comentarios. Desde mi blog, ¿Donde si no?

1º Dices, “me alegra formar parte de los profesionales de este planeta empresarial cuya prioridad no es exponer su vasto currículum, sus proezas, sus contactos y las alabanzas de sus admiradores para demostrar cuánto valen y lo mucho de lo que son capaces“.

Supongo que como no formas parte de esos profesionales, no eres consciente de que crear una lista de prioridades puede llevar más tiempo que crear un blog (¿3 minutos?, Cero Euros) en el que poner tu CV, hablar de tu profesión o contarnos una anécdota del verano.

A lo mejor consideras que es mejor tener el clásico CV en papel galgo y escrito a mano con pluma de ave para luego hacer un envío tan masivo como caro e inutil a los responsables de RRHH.

Los profesionales que tienen un blog o una página web simplemente demuestran que son proactivos y están en el mercado. Son profesionales que consideran que es más valioso aparecer en Google que en una pila interminable de CVs en la mesa de un responsable de selección.

Lo que ocurre es que siempre vamos con retraso, y como muestra aqui tienes un botón. ¿Llama la atención? Posiblemente, pero “ande yo caliente, y riase la gente”.

2º “Me gustan los blogs por lo que tiene de comunicación, de relación y de vía para compartir ideas, pero me incomodan y repelen los mensajes exultantes de sus propietarios, la mayoría de los cuales no parecen tener abuela, a juzgar por los piropos que ellos mismos se lanzan“.

La verdad es que me gustaría que dieses algunos ejemplos porque los de los profesionales, speakers, expertos, escritores y asesores que yo conozco suelen ser bastante humanos y evidentemente hablan de sus logros pero también de sus debilidades.

A lo mejor te refieres a los “gurús ibéricos oficiales pata negra” que no solo transmiten esos mensajes en sus blogs comunitarios o individuales sino que también tienen a toda la prensa salmón a sus pies para cantar sus hazañas.

En cualquier caso, un blog es un medio libre por definición para el autor y para sus lectores. Por lo tanto dudo mucho del éxito de un blog en el que solo se hable de lo estupendo que es el autor.

3º “A veces, cuando visito estas páginas virtuales, tengo la sensación de que están intentando venderme algo…“.

Aquí solo puedo darte la razón. ¿Quién no está vendiendo algo? ¿No estás, Pilar, tratando de vendernos tu opinión? Se trata de ser valorado por lo que hacemos. ¿Es eso negativo? No lo creo. Solo hay que ser honesto y no vender humo. Y si hay algo que la red no perdona es la mentira y la deshonestidad y está dispuesta a pagar a quién le “venda” algo que merezca la pena.

Por cierto, justo en la página siguiente a tu artículo aparece un listado con los sueldos de 30 puestos. Caramba ¿No son esas las tarifas “oficiales” de los profesionales? Si uno no se vende, ¿Para que hacen falta esas tablas? ¿O es que alguien trabaja gratis?
Un par de ejemplos:, Director Gral. 207.231 Euros/año, Jefe de Producto 39.669 Euros/año

4º “¿Necesita un valioso profesional especificarle al mundo entero todos sus portentos con tanto glamour y demostrar que lo que ha hecho su esfuerzo le ha costado?

¿Cual debe ser la respuesta? ¿Que no? Pues claro que es necesario dar a conocer al mundo lo que uno es capaz de hacer. Tal y como están las cosas es necesario utilizar las herramientas que la tecnología nos proporciona para hacernos visibles en un mercado complicado, saturado y homogéneo.

¿Es que los profesionales y directivos que no tienen blog no lo hacen? ¿Es que jugar al golf, ser ex-alumno de un MBA de prestigio, tener asiento en el palco de un club de futbol o participar en regatas de postín no es darse a conocer? ¿Que ocurre con quienes no pueden o no quieren utilizar esas “herramientas”?

Los blogs y la red solo han hecho una cosa, proporcionar instrumentos para aumentar la visibilidad de profesionales que no quieren estancarse y que tienen talento pero carecen de medios, de contactos o de ambas cosas. Eso tiene un nombre, democratización del conocimiento.

5º “Me pregunto también para qué servirá tanto web personalizado y tanto blog de personal branding si los negocios se hacen ahora como antaño“.

Pilar, gracias por la parte que me toca. Puedes llamarme cuando quieras y te lo explico.
Los blogs son herramientas importantísimas de Personal Branding (al que dedicabais la portada hace unas semanas), como también lo son las relaciones sociales o la comunicación interpersonal que tienen una importancia vital en la construcción de la Marcas Personales.

Lo que ocurre es que posiblemente es la primera vez que jóvenes profesionales con talento, mandos intermedios valiosos o quienes no ocupan los lugares más altos del organigrama pueden llegar a tener la visibilidad y un reconocimiento que merecen. Dentro y también fuera de las organizaciones. Quizá eso es lo que duele, o lo que genera incertidumbre entre las altas esferas.

6º “Lo que necesitan las empresas no son directivos con un currículum virtual admirable, ni con un gran disco duro en su cabeza repleto de conocimientos, experiencia, contactos y clientes, sino buenas personas con valores capaces de transmitir lo que saben, compartir sus experiencias, presentar a los contactos y mimar a los clientes.

Puedes tener parte de razón ¿Y…?

¿No es compatible tener un blog o una página web con ese perfil?

Creo que casi todos los profesionales que conozco que tienen un blog o una página personal la utilizan para darse a conocer, para “venderse”, pero también son un reflejo de sus valores, un foro en el que comparten experiencias y un medio para estar en contacto con sus clientes y quienes no lo son.

Un blog es la herramienta perfecta para quienes quieren mantenerse en contacto con su mercado, para quienes desean recibir retroalimentación y críticas constructivas. A lo mejor quienes no lo tienen es porque temen que los mensajes que van a recibir no son los que ellos esperan.

Un abrazo Pilar.

Andrés

Actualización: Interesantes aportaciones de Angel, Gabriel, Tochismochis, Enrique, Sergi, Edu y Fernando.

Especialmente recomendado por su documentación, el último en llegar, el de Raúl.

Incluso queda lugar para la parodia de Pablo Guero.









Compartir esta publicacion