Experimento (algo tramposo) sobre la percepción de la Marca Personal

Con frecuencia digo aquí que la percepción es más importante que la realidad cuando se trata de Marca Personal. Y por ello, el Personal Branding es una herramienta de gestión de percepciones.

Con eso no quiero decir que una persona tenga que ocultarse tras un cúmulo de falsedades o de operaciones de imagen para tapar la incompetencia, la maldad o la mentira. Más bien todo lo contrario, la persona debe ser claramente percibida como lo que es, sea lo que sea. Lo demás son maquillajes que antes o después se descubren.

Si tienes claro lo que quieres hacer, lo que sabes hacer y como hacerlo, la percepción que «tu mercado» va a tener de ti, va a venir dada. Aunque es imprescindible contrastar y controlar el posible desfase entre lo que crees que ven los demás y lo que observan en realidad.

El otro día, un amigo me ponía un ejemplo que puede ser muy llamativo y que os voy a plantear. Ante todo quiero dejar claro que esto pretende ser un juego, un ejercicio metafórico y no un análisis político ni una opinión que quite importancia a la gravedad del hecho.

¿Que opinais del siguiente Individuo/Marca Personal?

Aunque lo hemos descubierto hace poco, su familia pertenece a la nobleza gobernante y religiosa. Sin embargo, ha crecido en un territorio con grandes desiertos, nómadas, contrabandistas y cuya población mayoritaria está compuesta por trabajadores no especializados.

Durante años ha ido madurando algo dentro de él que le empuja a cambiar las cosas y a luchar contra lo que considera injusto. Si bien sus orígenes y su historia personal le orientan en un sentido, en un momento de su vida recibe las enseñanzas religiosas de un personaje que le transmite creencias muy fuertes, que rozan el fundamentalismo y se decide por el bando contrario. Y decide hacer algo para acabar con la injusticia. Para destruir lo que considera, el Mal.

Para conseguirlo, se une a un grupo de personas con ideas similares a las suyas y llega a liderarlas. Entre sus actividades está la de coordinar a un grupo de pilotos no profesionales de aeronaves. La finalidad es utilizarlas en un ataque suicida para destruir uno de los símbolos del poder dominante y que lo controla todo gracias a su hegemonía militar.

En un ataque inesperado y sin precedentes consigue desintegrar una enorme infraestructura que simboliza la imagen del opresor. Pero para ello, al mismo tiempo ha acabado con las vidas de miles de personas inocentes que solo hacen su trabajo mientras el «tirano» sigue vivo.

Y ahora piénsate bien la respuesta, porque quizás te des cuenta de que lo realmente importante en una Marca Personal es la percepción que el mercado tiene de ella. Que lo que realmente marca la diferencia no son los medios sino los fines, los valores, las creencias… La percepción de tu audiencia.

Tu decides, haz clic en el que consideres más apropiado: Héroe o Terrorista

En el mundo profesional o personal, un «hijo de puta» o una «bellísima persona» pueden ser despreciados o muy bien valorados en función de sus «mercados», de sus potenciales «clientes». Y lo mejor es que hay espacio para todos, solo hay que definir el «producto» y saber venderlo a quién lo demande.

NOTA: Aunque seguro que es una idea original de mi amigo, he hecho una búsqueda y parece que alguien más ha pensado cosas parecidas. Y supongo que no será el único.
Actualización: Hay al menos otro par de enlaces similares en inglés y español.





Compartir esta publicacion