Luego direis que fuimos cinco o seis

No, hoy no voy a hablar de políticos, sino todo lo contrario, de gente que hace cosas útiles.

El miércoles nos juntamos un grupo importante de gente con iniciativa en Madrid en Iniciador. Una idea de Angel María, Javier y Lucas.

Porque en este país hay algo más que ENDESAs, ZARAs y BBVAs. Hay un puñado de emprendedores, o «empezadores» (palabra genial) que no aparecen en los medios como dijo Agustín Cuenca (un clásico) . (Ver fotos)

Me alegró ver que como en un iceberg, las empresas importantes no son las que se ven sino lo que hay debajo de la superficie. Quizá no sea hoy ni mañana, pero algún día una de las de «abajo» quizá consiga hundir un Titanic.

Personas que luchan contra el tiempo, el entorno, la administración y por si fuera poco, por sobrevivir sin tener más jefe que uno mismo.

Muchos habían puesto en marcha varios negocios y habían fracasado, aprendido. Pero seguían intentándolo porque cuando te entra la droga del emprendimiento no puedes dejarlo.

Ayer tuve la sensación de éramos como los primeros cristianos en las catacumbas. Huyendo de la persecución y tratando de establecer nuestra propia liturgia.

Había mucha gente con Marca Personal. Comprobamos que todos tenemos miedo pero a pesar de todo intentamos lograr sacar adelante un sueño.

También había gente de la burbuja de internet de los 90 que hablaba de ella como de la Movida madrileña de los 80.

Y llegamos a la conclusión de que el entorno puede ser una de las barreras más difíciles de superar. Como alguien dijo, es más facil que tu padre acepte que te compres un coche de 30.000 Euros que el que decidas invertir 10.000 en poner en marcha un negocio.

Solo eché de menos una cosa, más negocios no tecnológicos o interneteros. Creo que hay que utilizar la red pero no solo de Software vive el «empezador».







Compartir esta publicacion