Comete tus errores

Hace unos días vi un graffiti casi borrado que me recordó una historia que me contó un cliente/amigo. Se trataba de algo que le sucedió a una profesional joven en una empresa norteamericana. No se si es real o una leyenda urbana pero os la cuento en pocas palabras.

Por lo visto esta persona llevaba poco tiempo trabajando pero ya era responsable de una cifra importante de negocio. En una de las operaciones de las que era responsable cometió un error grave y de principiante que costó un buen dinero a su empresa.
Más tarde una persona hablaba con el jefe de esta chica y le preguntó si habían despedido a esta persona después de cometer ese error.
Sin embargo, el jefe dijo algo que jamás oiremos en nuestro país. Dijo algo así como, “esta persona ha recibido una lección demasiado cara como para prescindir ahora de ella, lo que ha aprendido no lo podrá estudiar en ninguna escuela de negocios.”

Como digo, no se si es una de esas historias de manual de autoayuda o es real, pero creo que se podría resumir en lo que decía el graffiti del que os hablaba:

Comete tus errores.

Sin embargo, creo que los directivos que nos rodean han aprendido otra lección. No se si todos han recibido una traducción errónea de la frase, si no saben distinguir los acentos o simplemente es que leen lo que les da la gana. Me parece que lo que han leido aquí es más bien:

Cómete tus errores.

Anexos: Visión de Enrique: Los directivos lo que de verdad dicen es:

Cómete MIS errores.

Artículo relacionado de David Monreal








Compartir esta publicacion