Karma-Marca y ciclismo-budismo

He comentado aquí en algunas ocasiones que a medida que desarrollo mi proyecto de Marca Personal me voy encontrando con similitudes curiosas con algunas filosofías orientales.
No soy un místico ni nada parecido, de hecho soy extremadamente escéptico. Sin embargo, con mucha frecuencia detecto paralelismos más o menos profundos con el budismo. Responsabilidad individual, control personal, conciencia, respeto por los demás…

Quizás por eso el logo de mi otra web está basado en el Yin y el Yang.

El budismo se centra en la persona, en el individuo y no el en poder de unos sobre otros. Aunque estoy muy pez en estos temas, me da la sensación de que deja a cada uno la posibilidad de elegir y no ha generado tantas reglas, normas o leyes como otras filosofías o religiones.

Esta semana leía una vez más sobre un concepto que todos hemos escuchado, especialmente los seguidores de «Me llamo Earl«. Se trata del Karma. Leía:

«La doctrina del Karma es aquella en la que todo el universo de los fenómenos tal y como nosotros los percibimos se entiende que es un efecto, que se corresponde a pensamientos, discursos y acciones físicas previos del individuo y de todos los seres vivos, que son la causa.» Ashvaghosah, Buddhacarita, siglo I a.C.

En otro sitio leía:

«La Ley del Karma es aquella ley que ajusta sabia e inteligentemente el efecto a su causa. Todo lo bueno o malo que hemos hecho en una vida, nos traerá consecuencias buenas o malas para ésta o próximas existencias.«

Creo que esto encaja perfectamente con todo lo que he dicho sobre Marca Personal. Todo lo que hacemos importa, cualquier acto que realicemos influye en la percepción que los demás tienen de nosotros, antes o después recibiremos castigo o recompensa por nuestra forma de comportarnos.

Lo que está ocurriendo con los escándalos de dopaje en el ciclismo ¿No es una consecuencia de acciones anteriores?
Cuanto una marca propia del cliclismo trata de batir su propia marca ¿No estará batiendo su propio karma?

Marca/Karma
Markarma
Karmarca

Solo un cambio de letras.

Siempre digo que en lo referente a las personas está todo inventado… desde hace siglos.





Compartir esta publicacion