¡Si, una puta casualidad!

Acabo de recibir un correo electrónico de Risto Mejide en el que me da su visión del post anterior. De forma muy amable y razonada me explica que quizás por las lecturas comunes o una visión similar de la vida hemos llegado a la misma conclusión.

Tengo la mala costumbre de creer en las personas, así que quitaremos los interrogantes y lo cambiarémos por ¡Si, una puta casualidad!

Ahora, todos a empujar en la misma dirección.





Compartir esta publicacion