Imágenes Veraniegas (final): Ver amanecer

7:15. Amanece.

Como el año pasado, la visión de la salida del sol «para ti solo» es tremendamente inspiradora.

La diferencia entre ver amanecer en una playa solitaria y estar rodeado de gente sudorosa jugando a la pelota es, un par de horas.

No cuesta mucho ser el primero, destacar si haces un pequeño sacrificio. Porque hay una gran diferencia entre ver una imagen única y ver la cabeza del turista de delante. Merece la pena el esfuerzo. Esto es tan simple como la vida.

Estoy trabajando ultimamente en desarrollar un modelo que consiga eliminar esa creencia de que para progresar profesionalmente debes trabajar mucho y trabajar duro. No digo que no sea una fórmula válida, sin embargo, creo que la clave está en trabajar bien, en ser eficaz. Creo que hay que tomar decisiones correctas y cometer menos errores que los demás.

Cuando haces el esfuerzo de «madrugar» profesionalmente tienes más margen para probar cosas y equivocarte.
Es menos probable que tropieces si caminas pensando en tus cosas.
Tienes una visión más clara, lejana y objetiva.
Es menos probable que otros critiquen lo que no entienden.
Es posible que te señalen con el dedo pero también de que te recuerden.
Puedes mirar al frente y no al suelo por si pisas a un niño.
No hay nada ni nadie que te haga perder la concentración.
No tienes que ir diciendo a los de las pelotitas y las palas que ya te han dado siete veces.
No cuesta dinero, solo un pequeño esfuerzo.

Dicen que va a ser un año duro. No esperes a que la playa esté abarrotada. Puede que pienses que ya lo harás en otro momento. Pero quizás no haya otro momento. Empieza ahora mismo. ¡AHORA!, ¡YA!, ¡EN ESTE JODIDO MOMENTO!

¿Eres de los que quieres ver amanecer y dejar tu Marca Personal en la arena sin pisar o eres de los otros?





Compartir esta publicacion