Frases, crisis, empleados y vagos

En los últimos tiempos he leído un par de frases con un significado similar que pueden venir a cuento en estos momentos. Una decía algo así como,

Olvídate de asegurar el empleo, piensa mejor en asegurar los ingresos.

Y creo que es cierta. Si empezamos a considerar nuestra profesión como una empresa y nuestro trabajo como nuestro «producto», quizás lo lógico es pensar que el objetivo es tener unos ingresos, no un «empleo/puesto de trabajo» fijo.

Creo que ya que las empresas han decidido aprovechar las circunstancias para «independizarse» de sus profesionales, lo lógico es que estos hagan lo mismo con las organizaciones antes o después.

La otra frase decía,

El objetivo es mantener la empleabilidad, no el empleo.

Como profesionales debemos aprender a encontrar la forma de tener un trabajo, un medio de vida, no un «empleo». Se trata de ser capaces de hacer algo que nos permita ser percibidos como valiosos, independientemente del tipo de contrato o relación laboral.
Lo que te define y te hace valioso es lo que eres capaz de hacer y la forma en que eres percibido, no quién te paga la nómina por hacerlo.

Aunque esto suene fatal, creo que esta crisis va a ser buena en un sentido, va a empujar a muchos profesionales a pensar como tales y no como «empleados» (¿usados, utilizados?). Aunque sea a la fuerza, por fin muchos excelentes trabajadores van a poder darse cuenta de que son mucho más valiosos de lo que pensaban y de lo que les decían.

Y ya que estamos con frases, hay otra que me encanta y es,

El mayor error que puedes cometer es pensar alguna vez que trabajas para alguien que no seas tu mismo.

Van a volver buenos tiempos para los que son incapaces de ver soluciones más allá de un ERE, para los que se frotan las manos con los despidos colectivos o las reducciones salariales. Van a volver los tiempos del palo después de tantos de zanahoria amarga. Ya no vamos a oir demasiado eso del compromiso porque ya no hace falta, es suficiente con el miedo al despido.

A partir de ahora, los profesionales podemos asumir todo lo que nos caiga encima o podemos descubrir y desarrollar nuestra Marca Personal para posicionarnos como referentes y no como «empleados».
Aunque siempre nos queda otra opción para ganarnos la vida sin dar un palo al agua, hacernos políticos (congresistas, concejales, presidentes de comunidad autónoma, y otros…) o sindicalistas, (¿hay alguna diferencia entre ambos?)

Pero de todos modos, saldremos de esta, y tarde o temprano podremos decir otras dos frases, en este caso cinematográficas.

A todos los que vuelvan con el rollo de la lealtad y el compromiso:
Si quieres un amigo, comprate un perro. Wall Street
A quienes pretendan «emplearte» en lugar de tratarte como un profesional:
No es nada personal, son solo negocios. El Padrino





Compartir esta publicacion