¿Qué necesitas? ¿Empleo o Ingresos?

> 4.000.000

Supongo que no hace falta que dé más información. Todos sabemos lo que indica esa cifra.

Dice cualquier manual de gestión de decisiones, que el primer paso para resolver una situación complicada es entender la verdadera naturaleza del problema.

En todos los cursos que estoy impartiendo, en todas las charlas a las que asisto como oyente y en todos los medios de comunicación, se da por supuesto que el problema de los profesionales por cuenta ajena es conservar o conseguir un empleo.

A veces me dicen que el Branding Personal puede ser útil para aumentar la empleabilidad. Sin embargo, creo que ese término es engañoso, como muchos otros de R2H2. Empleabilidad implica facilidad para «ser empleado», pero lo que debemos buscar es la capacidad de elegir nuestra propia profesión y vivir de ello. Independientemente del tipo de vínculo que tengas con tu «cliente» (el que te paga).

Al mismo tiempo estamos viendo que esa cosa que denominamos «empleo» está desaparecido en combate. Muchos siguen pensando que su objetivo es encontrar un «puesto de trabajo» y para ello consideran que la mejor solución es enviar muchos CVs a diestro y siniestro. Y si eso no funciona, entonces, ¡¡¡Se envían más CVs!!!
Eso es completamente absurdo. No se puede sacar de donde no hay.

El objetivo de un profesional no es tener un empleo sino obtener ingresos para sobrevivir y para vivir. Por lo tanto el auténtico problema es encontrar la forma de obtener un rendimiento económico a tus esfuerzos. Por lo tanto, al plantear el problema de esta forma, se generan muchas más opciones que la del «empleo» (¿Te está bien «empleado»?).

Otra de las excusas que me plantean es la dificultad, aparente, de vivir como Agente Libre. Pronto aparecen todos los mitos y leyendas urbanas sobre la «penosa» vida (desde el punto de vista del empleado) de quién quiere vivir de su trabajo. Muchos consideran que ganarse la vida como profesional autosuficiente, autónomo o autogestionado implica un montón de papeleo, crear una sociedad o invertir mucho dinero y además es mucho más arriesgado que vivir con una nómina (estar siempre «nominado»). Nada más lejos de la realidad.

Para empezar a generar ingresos solo debes definir tu «oferta profesional», ser fiable y llegar a quienes pueden necesitarte. De este modo, lo que estás haciendo es diversificar, no depender de un monocliente (la empresa que te contrata como empleado). Por lo tanto, no te lo juegas todo a una carta.

Creo que esta crisis supone, o debería suponer, el fin de los «empleos». No se cuantas más veces debemos pasar por esta situación para darnos cuenta de que dependemos de nosotros mismos, de que debemos pensar como profesionales y no como «empleados». Puede que te ofrezcan el trabajo de tu vida con un contrato indefinido (¿no definido?), pero incluso en ese momento, no dejes de pensar como un profesional que ofrece sus servicios.

De todo eso hablo en el video de hoy. Por cierto, este vídeo y el siguiente los he grabado con el movil. Estoy experimentando para tener más flexibilidad.

Nota: El jueves 30 estaré con mis paisanos en Alicante dando una charla a emprendedores. Más información aquí o aquí. Si no se tuerce la cosa, también me pasaré por Iniciador Alicante (esta vez como asistente).







Compartir esta publicacion