Yo también estuve ahí sentado

Hoy me toca intervenir en el ciclo de debates que organiza la Fundación Telefónica. Una de las cosas buenas que me están ocurriendo es que puedo estar al lado de gente tan importante y tan lista como la que llevan a estos eventos. Espero que funcione eso que llaman el efecto halo o como dicen las madres: «Hijo, a ver si se te pega algo».

En esta ocasión el título del debate es La Empresa Reinventada y desde que me lo propusieron estuve dando vueltas al asunto para ver que podía contar. Soy muy malo haciendo predicciones, así que la respuesta vino de mi gurú particular, mi hija.

Supongo que todos habéis detectado que vuestros hijos hacen alguna trastada porque notas en la cara algo que tu ya conoces. Cuando les pillas, ellos se preguntan cómo lo puedes saber, y la respuesta es sencilla, «yo también tuve tu edad». Es una respuesta parecida a la del profe que te pilla copiando y no te explicas como lo ha sabido («yo también estuve ahí sentado»).

Cuando se habla de innovación o de reinventar la empresa o lo que sea, creo que no hace falta mirar una bola de cristal, es suficiente con mirar al pasado. La clave no está en el Canal Discovery sino en el Canal Historia.

Digo con mucha frecuencia que está todo inventado, todo. Pienso que aquellos que creen que están todo el día inventando la pólvora, los que creen que «lo suyo» es supergüay y supermoderno son unos ingenuos, ignorantes, mentirosos o una combinación de todas ellas.

Por si fuera poco, como dice mi amigo rgil, muchas de las cosas que están ocurriendo es algo que solo atañe a cuatro gatos.

Algunos ejemplos:

  • Los norteamericanos están encantados con sus avances e innovaciones como si fuese algo inédito. Pero a lo largo de la historia ha habido muchos Silicon Valley en los que un grupo de gente ha creado cosas interesantes. Florencia, Atenas, Toledo, París…
  • La forma de dirigir empresas no es muy diferente al feudalismo, con una casta dirigente, que ha pasado por las mismas instituciones, que se sucedía a si misma y que controlaba a una plebe docil y aborregada.
  • El equivalente de lo que se llama compromiso, se denominaba derecho de pernada, pero queda un pelín politicamente incorrecto.
  • Pero también surgen artesanos y Agentes Libres (freelances, mercenarios) que no quieren depender de la voluntad de «su señor del castillo». Gente que supera su miedo porque prefiere la libertad.
  • Las Redes Sociales profesionales, XING, Linkedin, etc. son solo una derivada de la forma que tenían de organizarse los profesionales, los gremios, las cofradías, las hermandades.
  • El facebook tenía su precedente entre la aristocracia en el Almanaque de Gotha. Y La Red está formada por un nuevo tipo de aristócratas privilegiados, por una minoría que tiene acceso, tiempo y recursos para estar haciendo «tontás» delante de una pantalla.
  • La Marca Personal, el Branding Personal es algo que conocían y manejaban nuestros antepasados. Los escudos de armas no eran más que una representación visual (¿imagen corporativa?) de las fortalezas, atributos y posicionamiento de esa persona o familia.
  • El powerpoint, el storytelling y las presentation zen es algo que conocían perfectamente los constructores de vidrieras para catedrales. No tenían más remedio, si querían llegar a la gente deberían hacerlo de un modo muy simple.
  • Los consultores, asesores, coaches, etc. fueron alquimistas, magos y consejeros reales.
  • La TV basura y los medios de idiotización masiva tuvieron su precedente en los bufones.
  • Los navegadores y los buscadores fueron antes sistemas de navegación que facilitaron la búsqueda y localización de riqueza y de nuevas oportunidades de negocio.
  • Los emprendedores son los descendientes de Marco Polo y otros descubridores.
  • Los «Brand Evangelists» y Embajadores de Marca fueron antes los que llevaron ideas, ideologías, valores, religión y banderas a los países descubiertos (¿nuevos mercados?).
  • Hasta el PlanE y las subvenciones I+D+i tuvieron precedentes, como en el caso de Colón y los Reyes Católicos.

Estos son solo algunos paralelismos, pero aquí me planto. Creo que hay que ser menos prepotente o leer algo de lo que ha ocurrido antes de nacer nosotros para entender que nada de lo que vemos es nuevo.

Y si miramos atrás, veremos que lo próximo que sucederá, tras esta etapa de aire fresco, será una nueva concentración del poder en pocas manos y una limitación de las libertades que tratará de poner orden en este barullo. La historia, el universo es pendular, que le vamos a hacer.

Creo que hay que mirar al pasado para saber lo que va a ocurrir en el futuro. En realidad creo que siempre ocurre lo mismo, solo cambia la escala.

Por cierto, esta semana en lugar de mi habitual charla, os paso algunos videos recientes en los que hablo de mis cositas.

Entrevista con Sergio Fernandez en Punto Radio (segunda y tercera parte)

 

Entrevista con Pablo Ferreiros de Fundesem

Y una pequeña intervención crítica sobre lo colaborativo.





Compartir esta publicacion