150 Recetas de arroz o la especialización de la Marca Personal

Cada vez que algún medio de comunicación o una empresa quiere transmitir confianza sobre el asunto del que habla, suele citar a un especialista. A lo largo del día, podemos ver en la televisión a un par de docenas de expertos que hablan de los asuntos más variopintos. Desde la caida del cabello hasta los residuos radioactivos. A veces, el de la radioactividad también habla de la caida del cabello, pero es por otras razones.

Me parece curioso que existan especialistas sobre tantos temas. Y parece que con las Redes Sociales, todo el mundo se pone la etiqueta de experto en sus perfiles. No voy a entrar en el aburrido debate sobre los que son expertos y los que no lo son. Lo que quiero transmitir es que para el Branding Personal es fundamental escoger un área de especialización en el que posicionarse. El que luego puedas demostrarlo, o no, es problema de cada cual.

Cuando hablo de estos asuntos con mis alumnos o mis clientes, hay varias cosas que creo que deben tener en cuenta.

Ser especialista no te reduce las opciones. ¿Voy a todo o me centro en un nicho? Este es un típico debate marketiniano. Quizás en el mundo pre-Internet no había más narices que ir a todo lo que se movía. El entorno en el que nos desenvolvíamos era geograficamente limitado y no podías ser demasiado «tiquismiquis» al elegir. Ahora el campo se ha extendido mucho más y no solo podemos sino también debemos escoger un sector en el que posicionar nuestra Marca Personal.

Todos podemos ser especialistas. En realidad, un especialista o un experto no es más que alguien que ha puesto un apellido a su profesión. Hay muchos «telecos», marketinianos, fontaneros, cerrajeros o historiadores y si no eres capaz de distinguirte por algo, serás uno más. Y como digo en el libro, «si eres uno más, serás uno menos».

Ya sabemos que cuando no puedes ser un líder en tu categoría, debes crear una nueva en la que puedas serlo. Siempre puedes escoger un campo, zona geográfica, materia, tribu, herramienta o lo que sea que te permita ser percibido como alguien que sabe resolver mejor un determinado asunto.

Fontanero especialista en edificios inteligentes, cerrajero experto en seguridad en casas de campo, responsable de marketing de moda para hombres de tallas grandes, jefe de proyecto de redes en empresas tecnológicas en el Mediterraneo…

El ingrediente básico es el mismo. Es como crear un plato con arroz o pasta o pollo. Partes de un componente común, pero al añadirle especias, salsas u otros ingredientes puedes hacer algo completamente único, desde un postre a una paella. Cuando hablamos de profesionales ocurre algo parecido. Cada año salen de las facultades y escuelas miles de nuevos profesionales con el mismo título. Lo que hay que hacer es seleccionar una o varias especialidades en las que podamos «cocinar» nuestra especialidad.

Ser especialista no debe limitarte. Hay personas que me dicen que saben hacer bien unas cuantas cosas y piensan que al especializarse están reduciendo su potencial. Eso no es realmente así. Lo que digo no es que se dediquen profesionamente a una sola cosa, sino que escojan una de ellas cuando tengan un interlocutor delante.

Todos podemos tener en nuestra mochila varias capacidades, habilidades o experiencias, pero no debemos sacarlas todas en cada momento. Esa es una de las trampas de las entrevistas de trabajo, al explicar un Curriculum solemos presentarnos como generalistas («Yo sirvo para todo»). Pero lo que puede hacerte valioso es que te perciban como una persona capaz de resolver un determinado tipo de situación.

Ser un experto es mucho más que una denominación. Si has decidido poner en tu tarjeta que eres experto o especialista en algo, debes currártelo, demostrarlo y no dejar de aprender. Aquí no basta con desear ser único en un campo. Hay que prepararse, estudiar, investigar, practicar, conocer a otros especialistas,… Si no lo haces, tarde o temprano te enfrentarás a una situación en la que debas resolver esos problemas en los que se supone que eres el mejor…y la cagarás. Eso será el fin de tu Marca Personal en ese sector.

Eso me hace pensar que cuando hay tanta gente en La Red que presume de ser experto o especialista en algo es porque ni ha tenido ni seguramente tendrá muchas posibilidades de demostrar que lo es.


Compartir esta publicacion