Conocidos y Reconocidos

Por falta de tiempo (y casi siempre de ganas) no suelo estar muy involucrado en eventos relacionados con lo dospuntocero de los que tanto abundan ultimamente. Creo que se ha perdido mucho del romanticismo de los primeros Beers&Blogs en los que hace cinco o seis años nos juntábamos cuatro gatos (literalmente) para echarnos unas risas. Lo curioso es que, en los últimos días, varios amigos por vías diferentes, me han comentado un fenómeno que se está produciendo en el mundo de La Red relacionado con esto.

Por lo que me van contando, algunas personas han iniciado una carrera (¿de la rata?) por estar, en todo momento, en todos los sitios «online» y «offline» que surgen. Me dicen que les falta tiempo para apuntarse a todas las listas y rankings que aparecen. Que piden el voto para formar parte de todoloquesurja y que pueda ser útil para arañar algún «follower», «amigo» o suscriptor. Organizan o les organizan algo así como manifiestos públicos para que les incluyan como ponentes en cualquier sarao en cuyo nombre aparezca «2.0», «Community Manager» o «Social Media». 

Me cuentan que hay centenares de herramientas que les permiten gestionar Twitter y hacer cosas como enviar Twitts automaticamente a lo largo del día para estar siempre en la «conversación». Aunque yo me pregunto que mierda de conversación es esa. Vamos a acabar dejando que los buzones de voz hablen entre ellos.

Supongo que será mi caracter perezoso y «procrastinador», pero solo de pensar en el trabajo que eso supone, me pongo a sudar. Supongo que si algunas personas hacen todo eso es porque les proporciona algún tipo de rendimiento material o emocional. De lo que no estoy tan seguro es que eso refuerce su Marca Personal o que ese comportamiento sea sostenible.

Creo que en una cosa van a tener razón, La Red es solo un reflejo de la realidad. Y todo esto que ocurre es solo una traslación dospuntocero de lo que ocurre con el mundo del famoseo en la tele basura. Parece que el objetivo es ocupar el mayor espacio y tiempo (¿timeline?) de pantalla. Creo que pronto pondrán un photocall en algunos saraos de este tipo para que los Top de La Red puedan hacerse la foto.

Pero en Branding Personal hay que distinguir claramente entre ser CONOCIDO y ser RECONOCIDO.

Ser CONOCIDO es relativamente facil. Solo hay que estar dando la lata en todo momento y en todos los sitios. Hay que conseguir estar como ponente en todo evento que surja, aunque sea a codazos. Hay que estar lanzando twitts cada 5 o 6 minutos para que nadie se olvide de que sigues ahí. El problema es que mientras te dedicas a eso, no puedes hacer otras cosas y al final acabas siendo cansino, insustancial o repetitivo. Además, al tener que hablar constantemente, acabas perdiendo el foco y alejándote de tu «core business».

Esta semana comentaba en Twitter que los números (seguidores, fans, etc.) que aparecen en Facebook, Twitter y similares son engañosos por lo «baratos» que son. Si el único esfuerzo o inversión que hay que hacer para seguir a alguien es mover unos milímetros un dedo y hacer click, creo que esas cifras son poco relevantes. Sería más útil si cada Twittero tuviese un cupo de personas a las que poder seguir y una vez alcanzado tuviese que borrar a alguien para incluir a otro. Eso te haría reflexionar sobre la relevancia o el interés de las personas a las que sigues.

Ser RECONOCIDO es más dificil. Eso implica que te asocien con una idea, un concepto, un modelo, una causa o un beneficio. Lo importante no es llegar a todo el mundo. Joder, no se trata de ser CocaCola y de estar en todas partes, es suficiente con que te reconozca el puñado de personas que te interesan y a quienes interesas. Pero eso implica prepararte constantemente para ser el mejor en aquello que quieres que asocien contigo.

Recuerda que el Marketing te permite ser Conocido. El Branding te ayuda a ser Reconocido. Pero ni uno ni otro sirven para nada si no tienes un «producto» o eres un buen profesional que aporte algo y lo haga bien. Desgraciadamente parece que en algunos casos el «producto» es  la persona o mejor dicho el «personaje» y su valor viene de ser conocidos y no de ser relevantes.

El problema de basar una estrategia de Branding Personal en el conocimiento y la visibilidad es que constantemente debes alimentar las calderas porque dependes de estar constantemente en el candelero. Cuando bajas el ritmo, lo más probable es que acabes olvidado en pocas semanas.

Sin embargo, si eres reconocido, si has dejado una Marca Personal profunda, acabas formando parte de los recuerdos de la gente gracias a tu trabajo. Y aunque pasen los años, seguirá existiendo esa conexión neuronal que te relacione con un beneficio. Creo que eso es mucho mejor que ser recordado por haber sido capaz de estar en todos los sitios, en todo momento durante unos meses, como si hubieses tratado de batir algún tipo de record.

Evidentemente, cada cual hará lo que considere conveniente, pero desde el punto de vista del posicionamiento profesional, un uso tan intenso de los canales acaba quemándolos a corto o medio plazo.


Compartir esta publicacion