Elecciones y Marca Personal y viceversa

PosicionHe de decir que llevo varias semanas pensando si debería escribir este artículo. Mis dudas surgen porque creo, y así lo digo en mis cursos, que hay determinados temas que deben permanecer dentro de la P de Privado y que debemos centrarnos en las Ps de Profesional y Personal. Pero hay momentos en los que hay que saltarse las propias reglas.

Sé que esto va a hacerme perder seguidores, “amigos” y fans o como quieran llamarse en dospuntocerolandia. Pero si uno va a dejar de defender aquello que cree por no bajar sus indicadores en La Red, ¿qué no hará cuando se juegue algo más importante?

Pero por otra parte, también creo que para que una Marca Personal sea sólida debe ser auténtica, fiable y capaz de generar sintonía (y también rechazo). Por eso creo que hay momentos en los que debemos transmitir nuestros valores y creencias tal y como defendemos quienes creemos que el Branding Personal no es más que una forma eficaz y consciente de gestionar tu proyecto de vida.

Desgraciadamente parece que muchos asocian esto de la Marca Personal con algo superficial, frívolo y de postureo. Sin embargo, una de principales las razones por las que he desarrollado y defendido este concepto desde hace más de una década es para defender la libertad individual, ayudar a que las personas seamos consideradas como seres únicos y valiosos y comunicar nuestra singularidad.

Por eso, y de cara a las elecciones del domingo, no voy a defender a un partido, entre otras cosas porque creo que ninguno defiende sinceramente la libertad individual y todos (algunos más que otros) pretenden controlar nuestras vidas, prohibir nuestras acciones, limitar nuestro lenguaje y manejar nuestros pensamientos. Creo que el domingo tenemos que elegir entre neumonía o cancer… y cada cual que decida quién es quien.

Sin embargo, sí me gustaría transmitir algunas de las ideas que subyacen tras este concepto y en las que creo profundamente.

Libertad

No me cansaré de repetir que la Marca Personal aumenta tus opciones, tus posibilidades de elegir al colocarte en una mejor situación de cara a quienes te conocen. Por lo tanto, si dejas una huella profunda y valiosa vas a ser más libre.

Cuando consigues que te perciban como alguien valioso, va a ser más difícil que pisoteen tus derechos. Sin embargo, hay quienes prefieren supeditar la identidad y los derechos individuales frente al grupo. En las dictaduras (y también en muchas empresas) sólo hay una Marca Personal, la del líder y, como mucho, la de quienes forman su camarilla. Los demás supeditan su singularidad a algo así como a una Marca Social.

Responsabilidad

Pero la libertad se basa en la responsabilidad. Si quieres dejar huella tomando tus propias decisiones debes asumir las consecuencias. No vale eso de yo hago lo que quiero y luego no pago el precio. “Freedom is not free“, la libertad no es gratis. Quienes han dejado un impacto profundo a lo largo de la historia son aquellos que han actuado según sus principios… y muchas veces han pagado con su vida.

Cuando un político fomenta que se salten las normas y luego defiende que eso no tenga consecuencias me parece que se aleja de la responsabilidad que implica la gestión de un proyecto personal sólido.

La idea de que todo lo que te ocurre es culpa de otros (la sociedad, la educación, el gobierno,…) pero nunca tuya no encaja con la Marca Personal.

Igualdad

Una de las ideas que se repite con más frecuencia cuando se habla de Marca Personal es la de la diferenciación, la de que somos únicos, distintos y valiosos. Ahí reside la fuerza del Branding Personal, en la utilización de nuestra singularidad.

Por lo tanto, no hay que confundir la igualdad de derechos con la uniformidad o la homogeneización. El Branding Personal nunca será apoyado por quienes pretenden reducir las posibilidades de elección. Limitar las opciones de formación o información pretende eliminar las aristas que nos hacen únicos.

Derechos y oportunidades iguales.

Personas y méritos diferentes.

Meritocracia

Los individuos que han dejado una Marca Personal memorable y valiosa a lo largo de la historia suelen estar asociados con trabajo duro, persistencia, aprendizaje, disciplina. Y eso hay que fomentarlo.

El Branding Personal es una forma planificada para obtener tus objetivos de una manera más eficiente. Pero está claro que el camino para conseguirlo es largo, duro, difícil y, siempre, impredecible. Por lo tanto, creo que es justo valorar más a quienes más se lo merecen, a quienes se han esforzado.

Creo que penalizar a quienes se esfuerzan y arriesgan más que los demás por conseguir resultados va en contra de la Marca Personal. ¿Quién va a luchar si su trabajo, ya de por sí duro, va a ser penalizado? ¿Qué sentido tiene poner más palos en las ruedas a quienes ya tienen un camino complicado?

Creo en el mérito individual, en aquellos que luchan por sí mismos  o colaboran con otros como ellos en lugar de buscar la ayuda, subvención o apoyo de “papá” estado, empresa o papá a secas.

La subvención te convierte en estadodependiente y eso acaba con tu libertad. Eres lo que te digan que tienes que ser para poder seguir subsistiendo. La Marca Personal implica pensar por ti mismo y aprender a ganarte la vida y eso asusta mucho a quienes tienen el poder.

Hay que echar una mano a quienes han sido penalizados por las circunstancias porque la vida es dura, durísima para mucha gente pero no creo en ayudar (o penalizar) a alguien por decreto. En todos los estratos sociales hay sinvergüenzas y caraduras y también quienes se merecen todo el apoyo. Creo que lo justo es proporcionar recursos a quienes lo merecen, se esfuerzan y se arriesgan y penalizar a quienes se aprovechan de los demás independientemente de su situación.

Y no hay que olvidar que el Estado no paga nada, se limita a quitárselo a quienes se esfuerzan, asumen riesgos y trabajan para repartirlo según la conveniencia del gobierno de turno.

Social

A pesar de lo que piensen muchos detractores del concepto, la Marca Personal es Social porque no puede ser otra cosa. Sólo se puede dejar huella si aportas algo a quienes te rodean. La mejor forma de crear una sociedad fuerte es defendiendo la singularidad de cada individuo y favoreciendo la colaboración, no imponiéndola.

Lo importante es que cada uno de nosotros tengamos claro cómo podemos hacer algo juntos pero defendiendo nuestra identidad e individualidad. Si dejamos que sean los políticos quienes definan como debemos relacionarnos o qué debemos conocer o en qué creer entonces si que será el fin de la Marca Personal.

Termino con un vídeo que he puesto varias veces pero que transmite muy bien estas ideas.









Compartir esta publicacion