Valores, valor y valor

No me cansaré de insistir en que la Marca Personal no empieza en lo dospuntocero sino en lo ceropuntocero. Es en la cabeza y en el corazón de cada persona donde se cocinan los ingredientes que nos van a permitir dejar una huella u otra, más profunda o menos, más fiable o más increíble.

Entiendo que frente a la vistosidad, el «glamour» y lo estupendo de la visibilidad offline y, sobre todo, online, hablar de valores, de identidad o de motivación puede sonar aburrido, filosófico o etéreo. Sin embargo, por mucho y bien que se utilicen los Social Media, es imposible que nadie pueda dejar un recuerdo relevante y duradero sin tener en cuenta el material del que estamos hechos.

Digo esto porque en los últimos tiempos he visto varias noticias que ejemplifican muy bien la importancia de los valores y de defender (o no) los principios en los que uno cree (o no) para dejar una Marca Personal profunda y valiosa.

Primer caso. Creo que hoy Pedro Solbes, el ministro de economía de Zapatero presenta un libro de memorias. Desde hace varios días, los medios de comunicación destacan la parte en la que trata de lavarse las manos diciendo que él no hizo lo que quería sino lo que le mandaron.

Segundo caso. Hace unos días, cuando se cerró Canal9, la televisión de la comunidad valenciana, algunos de sus profesionales empezaron a sacar trapos sucios basados en su experiencia. Creo que el valor de un periodista se basa en una reputación construida sobre informaciones auténticas, contrastadas y ciertas (¡Qué envidia da ver The Newsroom!). Lo que los periodistas de esta cadena expresaban en las Redes Sociales es que ellos no hacían lo que querían sino lo que les mandaban.

Tercer caso. Con la crisis financiera, surgieron varios «tiburones» que, de pronto, al verse en la calle o al ser obligados a cruzar ciertas lineas rojas, se convirtieron en «delfines» y empezaron a publicar libros y artículos de denuncia. Creo que a ninguno se le pasó por la cabeza hacerlo cuando estaban ganando buenos dineros. Al menos, el autor del libro dice que lo dejó porque ya no podía más.

Creo que es muy fácil juzgar a los protagonistas de estas noticias o de algunas otras (los empleados de banca que vendían preferentes, empresarios que no dicen lo que piensan para no perder ventas a corto plazo, sindicalistas que tragan con todo,…). Pero hasta que no te encuentras en una de esas situaciones nunca sabes como vas a reaccionar. Vale, todos tenemos unos principios muy sólidos y nunca nos «venderemos» ¿verdad? Pues no. Nadie puede decir de este agua no beberé. ¿Acaso  no has dejado de tuitear o decir algo en tu blog en lo que crees para no perder «followers» o lectores?

Pero ahí está el mérito y la dificultad de crearse una reputación y una Marca Personal valiosa basada en la defensa de unos valores. Lo complicado no es tener una cuenta en Facebook o escribir un blog. Lo realmente difícil es defender y mantener tus principios cuando las cosas vienen torcidas. Desde el punto de vista del Branding Personal, el VALOR de una Marca Personal reside en la defensa de los VALORES, pero para eso hace falta mucho VALOR.

¿Significa que Solbes, los profesionales de Canal9 o los «brokers» de Wall Street no tienen valores? De ninguna manera. Al comportarnos como lo hacemos estamos transmitiendo lo que realmente nos parece importante. Quizás para Solbes, la lealtad a su jefe era más importante que su prestigio. Para los profesionales de Canal9 (o para muchos otros), la prioridad era pagar las facturas. Para el de Goldman Sachs quizás era la venganza o la justicia, quien sabe…

Pero la clave de este asunto es que, al final se nos va a juzgar por nuestras acciones y estas son el resultado de nuestros pensamientos, creencias y valores. Nuestras decisiones van a formar parte de nuestra Marca Personal para siempre.

Quizás Solbes ya sólo tenga que cargar en su conciencia haber sido cómplice de llevarnos a la ruina porque poco le queda por hacer (o deshacer). Pero para un profesional de la información como los profesionales de canal9 (conozco algunos estupendos) la situación es mucho más complicada primero por no haberse plantado en su momento y después por haberse enfrentado a sus ex-empleadores.

Pero después de todo eso, ¿Cómo crees que va a quedar su Marca Personal? ¿Reforzada o debilitada para siempre?
4.Freedomisnotfree
¿Qué quiero decir con esto? Pues que si quieres dejar una huella realmente profunda tienes que tener claro cuales son tus prioridades y defenderlas siempre. Evidentemente eso tiene un precio, «Freedom is not free», pero ahí está la auténtica dificultad del Branding Personal y no en manejar mejor o peor el SEO.

La mayoría de las personas solemos ceder cuando las cosas se nos tuercen. Pero sólo aquellos que son capaces de mantenerse firmes cuando se enfrentan a un dilema son los que serán recordados y valorados como fiables, con valores, valiosos y valerosos.

Anexo. Acabo de ver, gracias a Ana, un artículo que va en esta misma línea.









Compartir esta publicacion