Lecciones aprendidas sobre escribir libros

MarketingEsta semana he recibido un paquete de la editorial Planeta con unos cuantos ejemplares de la 4ª edición de Expertología. Como ya ocurrió con las otras ediciones, no tenía ni idea de que eso fuese a ocurrir, así que en ese momento sientes una mezcla de orgullo y sorpresa.

Quiero agradeceros vuestro interés a todos aquellos que habéis comprado mis libros en general y este en particular, y sobre todo a quienes lo habéis leído y puesto en práctica. Pero estoy especialmente en deuda con quienes me habéis escrito o comentado personalmente que lo que cuento, lo habéis aplicado y funciona, mira por donde.

Así que hoy utilizaré este post para transmitir algunas lecciones aprendidas sobre la gestación y publicación de un libro y su relación con la Estrategia Personal.

No me gusta escribir

Lo he dicho en algunas ocasiones y lo repito. No me gusta escribir. Me da mucha pereza. Cada post, cada artículo es un pequeño o gran sacrificio y cada libro ya ni te cuento. Digo esto porque vivimos en un mundo en el que parece que sólo hay que hacer lo que te gusta y no es así. Si quieres conseguir algo, hay que hacer lo que hay que hacer y punto.

Escribir un libro, además, exige un esfuerzo emocional especial. Tienes que dedicarle muchas horas a escribir pero también a algo más peligroso, pensar. Durante las semanas que estás delante de una pantalla, y también cuando no estás tecleando, se te pasan muchas ideas por la cabeza. ¿Gustará o no?, ¿Se darán cuenta de que no tengo ni idea de lo que digo?, Esto que he escrito no tiene ni pies ni cabeza (eso lo piensas cuando has escrito más o menos la mitad), Cuando les envíe el manuscrito (si, todavía se llama así) me lo van a tirar a la cara,… y así, infinitas reflexiones. Pero al final, la cosa sale y sorprendentemente queda mejor de lo que esperabas.

Por cierto, a medida que escribía Expertología fui tuiteando mis impresiones y las recogí en este documento por si te interesa. Historia de un libro a través de sus Twitts.

Después de cuatro libros, miles de posts y centenares de artículos y colaboraciones sigue sin gustarme escribir, pero si hay algo que deja huella es lo que pones sobre un papel. De hecho, una marca también es un caracter (letra de imprenta con la que creas un texto y que queda impresa).

Expertología 4ª Edición

Expertología 4ª Edición

Un libro puede ser mejor que un diploma

Te decía que escribir un libro implica un esfuerzo importante. Yo he dedicado un verano para cada uno de mis tres últimos libros. Calculo que habré dedicado unas 4-5 horas diarias durante dos meses, así que son unas 250-300 horas en total. Lo podrías repartir a lo largo de un año y sólo tendrías que dedicar una hora al día para escribir un libro de unas 350 páginas que ya es bastante para un libro de gestión.

En cualquier caso, un libro es quizás la herramienta de marketing definitiva para posicionarte como experto si consigues que te lo publique una buena editorial. Si lo comparas con el esfuerzo, tanto en tiempo como en dinero, de estudiar un Master quizás es una opción a tener en cuenta.

“Ya, pero tu has tenido mucha suerte”

Cuando alguien te dice que, tras años de sacrificio, de quitarte caprichos, de luchar contra los elementos, has tenido suerte porque empiezas a conseguir cosas es para estamparle contra la pared. Que una editorial se fije en ti para darte la oportunidad de publicar no es cuestión de suerte o, al menos, no sólo de suerte.

La historia de Expertología es un buen ejemplo de lo que implica una Marca Personal. Hacia el año 2009, mantenía contacto por correo electrónico con Dan Schawbel, creador de Personal Branding Blog, autor de Me 2.0 y un tipo muy majo. Dan me preguntó si yo podría echarle una mano para publicar su libro en español y yo escribí a algunas editoriales en España. No conseguí abrirle ninguna puerta, aunque finalmente publicó su libro que aquí se tituló Yo 2.0 y que os recomiendo.

Pero en esa búsqueda de editores para Dan, Roger Domingo, mi editor en Planeta, amigo y quizás el mejor profesional de su sector me dijo que hace tiempo que estaban siguiéndome en las redes, que conocían mi primer libro Marca Personal y también mi blog y que quería hablar conmigo. El resto ya es historia pero quiero que veas que en esto, como en todo, lo bueno suele ser el resultado de muchas acciones y no de un golpe de suerte.

Un libro no se escribe para ganar dinero

¿Volvería a escribir los libros que he escrito? Por supuesto. A pesar de todos los sacrificios y los malos ratos, volvería a hacerlo. Reconozco que después de cada libro que he escrito, acabé tan harto que prometí no volver a escribir más. Pero siempre he vuelto a caer. De hecho, ya hace un par de años que no he publicado ninguno y ya hace tiempo que hay algo que me empuja a hacerlo, pero te aseguro que no es el dinero porque nadie va a vivir de esto.

Un libro te proporciona muchas cosas positivas. Te empuja a aprender, te ordena las ideas, aumenta tu prestigio, te genera contratos, te facilita el contacto con mucha gente, te hace sentir que lo que haces es útil, te… Vamos, que si superas la barrera de potencial 0.0, tus miedos, pereza, vergüenza, parálisis, el resultado compensa con creces.

Como te digo, el libro es uno de los escalones más altos en una Estrategia de Branding Personal y, precisamente por eso, merece la pena intentarlo.

Compartir esta publicacion