¿Debería compartir este documento?

EstrategiaHace unos días, estuve dando una charla sobre Marca Personal a unos alumnos de último curso de Química en la Complutense. En el descanso, como suele ser habitual, estuve hablando con aquellos que estaban más interesados y se acercaron a preguntarme algunas cosas.

Como también suele ocurrir, esos alumnos con inquietudes suelen ser minoría, pero con propuestas geniales y con ganas de comerse el mundo. Son los únicos que suelen tener blog, participar en organizaciones, aprender de cosas distintas a la carrera y, encima, sacar buenas notas. Ya sólo por ese rato, merece la pena mi trabajo.

Uno de esos alumnos me comentó que llevaba mucho tiempo escribiendo un blog sobre literatura y series de televisión de temática fantástica tipo Juego de Tronos. Enseguida vi que el tío dominaba la materia y además le encantaba y que tenía intención de escribir un libro. Pero lo que me dijo a continuación me hundió. Me comentó que había cerrado su blog porque no quería que le copiasen o que utilizasen sus ideas.

Este comportamiento no es nada extraño. Lo preocupante es que, si encima que hay poca gente que aporte cosas interesantes y valiosas, se dedican a esconderlas para que no se las quiten, pues mal vamos. Y algo peor para ellos, ¿Cómo esperan dejar huella? ¿Cómo creen que van a desarrollar una Marca Personal potente si no tienen un instrumento para generar el impacto en la mente de la gente?

Quizás esa tendencia a esconder «mi tesoooooooro» podía tener más sentido en el mundo pre-Internet en el que era difícil saber lo que hacían otros, especialmente si eran cosas muy específicas. Pero hoy todo se comparte, todo se divulga, todo se encuentra, incluso cuando se trata de las cosas más extrañas. Cada cual tendrá sus razones para compartir, puede ser promoción, generosidad, vanidad, generación de credibilidad, principios,… me da igual, mientras lo hagan.

El caso es que seguro, seguro, que hay alguien que está haciendo algo muy parecido a lo de este chico en este momento en alguna parte del mundo. Y aquel que lo comparta más eficazmente, más pronto se convertirá en la persona a la que hay que acudir. Y luego no me vale aquello de «pero lo que cuenta este tipo ya lo hacía yo». Si, pero tu te lo guardaste.

A ver, no se trata de que lo cuentes todo, todo, todo. O sí. Tu verás como gestionas tu capital intelectual. Pero si lo metes debajo del colchón, no te va a generar rendimiento.

Curiosamente, la mejor forma de conseguir que no te «roben» tu trabajo es REGALÁNDOLO. De esa manera, cuando alguien te «copie» y se apropie de algo tuyo, podrás demostrar que eso ya lo divulgaste tu hace mucho tiempo. Y cuanta más gente se haya beneficiado, más prescriptores, defensores y valedores tendrás de tus aportaciones.

Esa mentalidad de guardar cualquier cosa que se te ocurra transmite dos sensaciones.

La primera es que tu percepción del mundo es ridículamente pequeña y, además, crees que eres el ombligo de ese mundo. ¿Es que no entiendes que lo que crees que es tan maravilloso y único seguro que hay otros que lo están haciendo en este momento o ya existe desde hace años o siglos?

La segunda es que ya has decidido no evolucionar. Lo que tienes es lo que has sido capaz de producir en tu vida (aunque tengas 22 años) y ahí te plantas. ¿No entiendes que todavía te queda mucho por aprender y por aportar y que lo que estás mostrando no es más que una foto del pasado como la luz que vemos de las estrellas que salió hace años o siglos?

Creo que en este momento lo importante no es el contenido sino el «cuentenido». Me explico. Si todo el mundo cuenta más o menos lo mismo, lo importante es la forma que tengas de contarlo o explicarlo.

El poder ya no está en la acumulación de información sino en lo que haces con ella. Precisamente los expertos son aquellos que saben escoger lo que merece la pena y no los que acumulan gigas y gigas de contenidos inútiles o lo que podríamos denominar incontinencia de contenidos.

Con frecuencia me dicen que quizás cuento demasiado en mi blog y en mis libros. Pues claro, ¡No te jode! Si alguien va a dedicar tiempo y/o dinero a lo que cuento, es lo mínimo que debo hacer. Y además, al final es lo que me está llevando a donde quiero. Así que, seguiré haciéndolo así mientras siga aprendiendo y tenga algo que aportar.

Quiero terminar compartiendo un documento que estoy utilizando últimamente en mis cursos y que me han dicho que les está siendo muy útil para entender y aplicar mi modelo de Branding Personal. Evidentemente cuento muchas más cosas y siempre estoy modificándolo, pero de momento espero que te sirva.

 

NOTAS: Se me van acumulando los eventos abiertos en los que voy a participar las próximas semanas. Así que te paso una lista por si te interesa alguno si te pilla cerca.

Lunes 13 Marzo. Webinar organizado por Infojobs. Cómo diseñar tu Estrategia Personal.

Jueves 16 Marzo. Sevilla. GRAN EVENTO SOLIDARIO en Sevilla con gente increíble. Tu Marca, Tu Empleo.

Jueves 30 Marzo. Valencia. 9ª Jornada Cultura Marketing en Valencia.

Sábado 1 Abril. Elche. II Jornada de orientación a los estudios universitarios.





Compartir esta publicacion