En defensa de los “vendedores de humo”

PosicionEsta ha sido otra de esas semanas increíbles que estoy disfrutando desde hace algunos meses. Las horas que he vivido en Avilés con tantos buenos amigos en la Jornada de Marca Personal organizada por Elena Arnaiz y el Ayuntamiento de Avilés las voy a recordar durante mucho tiempo.

En eventos como el de Avilés tenemos la posibilidad de hablar de cosas que nos interesan a quienes asistimos. Cuando nos juntamos los profesionales que trabajamos temas parecidos, tarde o temprano y especialmente en los momentos más relajados, surgen algunos asuntos más delicados que todos tenemos en mente pero que no solemos comentar demasiado. Uno de esos asuntos es el de la dificultad de vender trabajos como los nuestros en los que no hay un objeto físico que pase de unas manos a otras.

El 1 de Mayo leí un artículo con una gráfica muy interesante en la que se veían las tendencias en la evolución del trabajo del futuro. En esa gráfica se ve que la agricultura cada vez requiere menos gente, la industria lleva un camino parecido, mientras que los servicios y el conocimiento crecen rápidamente. Lo que ocurre es que, cada vez que surge un cambio, hay gente que se resiste y, en lugar de adaptarse, se dedica a atacar todo lo nuevo.

tendenciasconocimientoEl caso es que me alegró ver que el Conocimiento se considera como un sector propio en el que siento que yo y muchos otros estamos inmersos. El término “Knowmads” es el que define a quienes nos dedicamos a buscar, encontrar, procesar y entregar conocimiento elaborado que puede generar valor. En mi libro Expertología decía que los que dominan el mundo no son los que tienen más conocimientos e información sino los que son capaces de manejarla adecuadamente. Y un profesional con Marca Personal es capaz de dejar huella o generar un impacto con ese conocimiento.

Pues bien, lo que comentábamos los colegas en Avilés es que existe una tendencia injusta y que refleja una gran ignorancia a confundir esa gestión del conocimiento con la venta de humo o con el engaño.

Quienes tratamos de generar un beneficio, un valor o un resultado positivo sin producir y entregar algo físico siempre corremos el riesgo de que se nos acuse de ser vendedores de humo, de engañabobos. Da igual que existan numerosas personas que se hayan beneficiado de esa forma de trabajar con ideas, conceptos, emociones y apoyos. Siempre va a aparecer alguien que acuse, siempre sin dar nombres, de que “mucha gente” (ese maravilloso término estadístico) se dedica a “vender humo”.

Quizás por eso, es ahora cuando surge con más fuerza el concepto de Marca Personal. Porque si un profesional consigue asociar su trabajo y su prestigio a su nombre, estará reduciendo esa incertidumbre a la hora de elegir a un profesional del Conocimiento.

Evidentemente aquí no estoy defendiendo a los mentirosos ni a los timadores. Pero es que estos pueden existir en todos los sectores. Hay sinvergüenzas que venden tornillos, plátanos, ordenadores, servicios de reparación de coches, políticos, médicos,…. Para mí, un “vendedor de humo” es aquel que te ofrece algo que no consigue el resultado que promete o, algo peor, que puede hacerte daño, perjudicar tu salud o hacerte perder tiempo o dinero.

Quienes se dedican a descalificar el trabajo de otros (el que esté libre de pecado…) transmiten una sensación de terrible de negatividad, derrota, conformismo y falta de soluciones. Es como si no fuesen capaces de ver más allá de sus narices ni hayan dedicado un momento a entender lo que critican. Por otra parte es muy fácil descalificar el trabajo ajeno sin ver la viga en el propio.

¿Cuántos de los que se dedican a poner a parir a todo el que no hace las cosas como ellos piensan pueden demostrar que su propio trabajo merece una calificación mejor?

¿Cuántos de los que acusan a otros de vender humo pueden mostrar y demostrar el resultado que producen?

Yo mismo tengo mis dudas sobre algunas técnicas o métodos que utilizan algunos profesionales (incluso algunos amigos), pero cuando veo que eso que hacen y que a mi me parece una chorrada, resulta que es útil a algunas personas, entonces tengo, como mínimo, que callarme.

Cuando hablo de Marca Personal suelo decir que aquí lo importante no es que hables de ti o de tu trabajo sino que sea este el que hable de sí mismo. No me lo cuentes, demuéstramelo. Si eres capaz de hacer tangible lo intangible mediante resultados, entonces nadie debería decirte que vendes humo, aunque la “materia prima” con la que produces esos efectos positivos no se pueda ver o tocar.

Así que, antes de criticar algo que no conoces simplemente porque tus creencias o tu ignorancia te impiden ir más allá, piénsalo un poco y no metas en el mismo saco a quienes hacen un trabajo útil y honesto pero intangible.

NOTAS:

El día 11 de Mayo estaré en la Universidad de Alicante hablando de Marca Personal. Infórmate aquí.

El 12 de Mayo estaré en Bailén (Jaén) en la Feria de Activación de Empleo hablando de Marca Personal. Es un evento abierto y gratuito. Información, programa y formulario de inscripción aquí.

El 18 de Mayo estaré en Alicante en el evento Fast Forward organizado por Vodafone. Información e inscripción aquí.

Compartir esta publicacion