Si sabes lo que va a pasar ¿por qué no cambias tu estrategia?

Hace unos días aparecía una noticia en El País confirmando algo que ya sabemos desde hace años, que un trabajo ya no es suficiente para salir de pobres. Esto ya lo explicaba de maravilla Raimon Samsó en el extraordinario El Código del Dinero y, además, te ofrecía soluciones para evitarlo.

Evidentemente todo esto se puede discutir. Hay trabajos mejores y peores, no todo el mundo lo sufre de la misma manera, bla, bla, bla. Pero lo que está claro es que no sólo no hay suficientes empleos como “los de antes” sino que los que hay están mucho peor pagados. Suelo decir que hace unos años ser un “mileurista” era algo penoso, pero hoy muchos firmarían por tener esos ingresos.

Por otra parte, este fin de semana, tenía una pequeña colaboración en el artículo de Expansión de Tino Fernandez titulado Guía para no ser el eterno rechazado en el mercado laboral en el que se hablaba de los problemas para encontrar un empleo. A partir de ese artículo, algunas personas comentaron en Twitter y en LinkedIn que todo eso está muy bien pero que las empresas deberían de, tendrían que, habrían de,…

Muy bien, no digo que no. Yo soy el primero que ha criticado en este blog determinados comportamientos empresariales en general y de R2H2 en particular. Procesos de selección patéticos, desprecio por el talento de las personas más experimentadas, “commoditización” de los profesionales, incomprensión o rechazo de los valores de los más jóvenes, etc. Pero si ya sabes que esto es así, ¿a qué esperas para probar algo diferente?

Si sabes que los salarios como cuentajenado son cada día más precarios (eso si tienes la oportunidad de conseguir uno), ¿por qué no intentas mover otras palancas? ¿y si sales del eterno círculo vicioso de currículo, silencio, depresión y vuelta al currículo?

Tratar de conseguir “clientes” (alguien que te pague por lo que eres capaz de aportar) sólo enviando currículos en papel o a través de Infojobs es como si una empresa basa la existencia de su proyecto en poner anuncios en los parabrisas de los coches o eso que hacen los cerrajeros de poner una pegatina en el portal (junto a otras decenas similares).

La solución no es poner más o más grandes sino en probar nuevas acciones.

Ya sé que soy muy cansino con esto, pero ¿no crees que es mejor enseñarme (Blog, YouTube, Conferencia,…) que decirme (Currículo, entrevista de trabajo) lo que eres capaz de hacer? ¿No crees que hay formas más adecuadas de transmitir tu mensaje? Ah, y crear una web unicamente para poner tu currículo tampoco vale.

¿Y si cambias el destinatario de tu mensaje? ¿Y si en vez de buscar al intermediario (cazatalentos) intentas localizar y conectar con quién necesita a alguien como tú aunque ni siquiera lo haya pensado hasta que te conoce? ¿Donde se juntan quienes toman las decisiones (empresarios, emprendedores, responsables de departamento? y ¿Qué te impide acercarte a esos sitios y empezar un contacto? Ojo, hablo de iniciar una relación en la que vayas con mentalidad de aportar, no de entrar a saco. Pero vamos, que no es diferente de lo que harías en otro tipo de relaciones más personales.

¿Y si resulta que tu problema es que te has quedado algo oxidado o completamente obsoleto? Pues quizás hay que aceptarlo y aprender lo antes posible algo que te permita construir sobre lo que ya tienes. No me refiero a dedicar cinco años a hacer una carrera sino a adquirir las habilidades, conocimiento o experiencia suficiente como para arrancar de nuevo el motor.

¿Y si en vez de prepararte para superar esas Gymkanas tan divertidas que organizan algunos de reclusos humanos en forma de tests psicológicos, entrevistas grupales o comidas trampa te entrenas para mantener una conversación, hablar en público o diseñar una oferta profesional atractiva?

¿Y si en lugar de deprimirte porque no quieren a gente mayor, conviertes esa experiencia en una fortaleza y lo demuestras? ¿Y si en lugar de decir que el sistema no quiere a los jóvenes, utilizas esa energía para demostrar que precisamente esa juventud te permite saber cosas que los “senior” desconocen y te arriesgas a hacer cosas que otros con más “hipotecas” no se atreven?

¿Y si en lugar de decir que todo está mal empiezas a decir lo que habría que hacer para que estuviese bien? Parece que los seres humanos tenemos tendencia a dar la razón a quienes piensan como nosotros y se quejan de las mismas cosas que no nos gustan. El problema es que el mundo no quiere quejicas (y puedes creerme porque yo tengo tendencia a serlo) sino a quienes solucionan problemas o, al menos ofrecen ideas aunque parezcan ridículas.

Aquí no estoy hablando de actitud positiva ni de ese pensamiento mágico que tratan de vendernos algunos. Precisamente va de que si eres capaz de ver problemas en todas partes, entonces tienes gran parte del camino andado porque sólo tienes que aportar tus soluciones. ¿Y si ves algo que no funciona en una gran cadena de ropa, en una empresa de gasolineras o en un medio de comunicación y explicas lo que harías para resolverlo?

¿Y sabes una cosa más? Pues que posiblemente nada de lo que te he dicho funcione (o quizás si), pero he comprobado tantas veces que personas, animales y cosas que daban por desahuciadas resulta que pueden tener una segunda, tercera o n-oportunidad que creo que siempre hay que mover todas las palancas posibles.

Perdona que me ponga tan vehemente pero es que al final me voy a ver obligado a repetir esa cita tan habitual en Twitter: Locura es hacer lo mismo una vez tras otra y esperar resultados diferentes que dicen que dijo Einstein.

NOTAS:

La última semana de Noviembre tengo dos eventos por mi “terreta”. Aquí los tienes por si te apetece acercarte. Luego no me digas que no hay oportunidades para hacer Networking ;)

28 Noviembre. 9:45 a 14:00. Fundesem. El principal evento para despachos profesionales y asesorías de la Comunidad Valenciana y Región de Murcia. Con Sergio de Mingo y Alex López. Más información aquí.

30 Noviembre. 8:30 a 14:30. Centro de Congresos de Elche. FORO DIGITAL #ElxEmplea 2017. Han organizado una movida muy chula con gente de primer nivel. Échale un vistazo.

Compartir esta publicacion