Luis Labrador. Una historia de Marca Personal

Hace unos días estuvo en España mi amigo Luis Labrador. Luis es una de las personas a las que cito con frecuencia como ejemplo de lo que se puede conseguir si tienes ideas claras, una mínima estrategia y, sobre todo, ganas de comerte el mundo.

Este caso es interesante porque lo conozco desde que éramos unos chavales y hemos compartido unos cuantos momentos clave que le han llevado hasta donde está hoy.

Así que, estuvimos charlando un rato sobre su historia y lo grabé para que podáis conocer de primera mano como ha ido evolucionando desde sus estudios como protésico dental hasta ganar cuatro Oscars trabajando para SONY, Dreamworks y Disney.

Aunque puedes ver todo el proceso en el vídeo (es bastante entretenido) que te pongo al final del post, te explico los puntos que, en mi opinión, han sido fundamentales en su estrategia.

Propósito, objetivos claros

No sé cuantas veces habré dicho aquí y en mis cursos que lo primero para diseñar una Estrategia Personal es tener un Qué y un Por qué, una motivación y un objetivo. Sin un destino y una razón para alcanzarlo, es imposible decidir qué acciones debes poner en marcha.

Luis explica que a los diez u once años ya tenía claro que quería dedicarse al mundo del cine. Y eso, en un momento en el que la mayoría de la gente llega a los veinte, treinta o más años sin tener ni idea de a qué dedicarse, puede dar algunas pistas sobre su éxito.

Cuando sabes lo que quieres, vas a ser mucho más eficaz a la hora de tomar decisiones porque estás mucho más enfocado.

Propiedades, lo que sabes hacer y lo que te falta por aprender

Evidentemente no basta con desear las cosas, también debes hacer inventario de lo que tienes para poder conseguirlo. Luis explica que, además de las películas de terror y ciencia ficción, le gustaba modelar, el maquillaje de cine o las técnicas de rodaje.

Luis era consciente de que en la España de los 90 no había una escuela de cine que abordase lo que él necesitaba aprender, así que cogió un camino indirecto y decidió formarse como protésico dental porque, curiosamente, tiene muchas similitudes con el tipo de maquillaje que se realiza en el mundo del cine.

Esto también indica que lo importante no es tanto el título de lo que estudies sino lo que puedas extraer de ahí para conseguir lo que te propones.

Salir de la dichosa Zona de Confort

Todo lo anterior podría haberse quedado en nada si se hubiese limitado a sobrevivir, a dejarse llevar, a asumir que «esto es lo que hay» y no hacer nada para salir de la parálisis. No sólo es que Luis consiguiese trabajar con algunos de los escasos profesionales de ese área tan concreta del mundo del cine que había en España en aquellos años, sino que, llegó a un punto en el que se lió la manta a la cabeza y se fue a buscarse la vida a los EEUU sin tener nada seguro.

Creo que hay momentos, puntos de inflexión a los que nos enfrentamos en nuestras vidas y que van a marcar nuestro futuro. En mi caso fue un despido (motivo), en el caso de Luis fue un deseo, una pasión (motivación). Dicen que las personas sólo nos movemos cuando lo que nos empuja o lo que tira de nosotros es más fuerte que nuestra tendencia a evitar los cambios.

Networking, acción

Una vez en los EEUU, Luis podía haberse acomodado, podría haber utilizado los 8.000 Dolares que había ahorrado para sobrevivir y pasárselo bien durante unos meses o semanas. Pero se enfocó en hacer cosas y conocer gente. No tuvo ningún problema en hacer cosas que, en principio, no estaban directamente relacionadas con su objetivo. Aprendió lo que necesitaba para poder competir con quienes trataban de hacer lo mismo que él. Y no se cortó un pelo a la hora de hacer cosas que no estaban dentro de su «job description». Y además, lo hacía bien.

Producto y Promoción

Una de las cosas más interesantes de la trayectoria de Luis es que se ha centrado más en hacer un buen trabajo, en tener un buen producto personal que en la promoción, la visibilidad o el Marketing Personal. Luis ha dejado que su trabajo hable por él.

Apenas utiliza las Redes Sociales, no tiene blog y su prestigio, su diferenciación viene de ser cada día mejor en lo suyo y dejar que otros hablen de él. Esta es una lección interesante en un momento en el que tanta gente está tan preocupada por conseguir los números más grandes en dospuntocerolandia mientras descuida su oferta.

Hay muchas más cosas en el vídeo, también hay risas y cosas curiosas, pero lo mejor es que lo veas y extraigas tus propias lecciones y conclusiones.





Compartir esta publicacion