La Marca Personal fomenta la desigualdad

Ya está, tenía que decirlo. Sé que decirlo no es popular ni populista pero es así, el Branding Personal lucha contra la igualdad.

Desde que empecé con todo esto hace casi quince años me empeñé en conseguir que no nos traten a todos igual. Estaba harto de que, para que te contratasen para un trabajo tuviésemos que ir todos uniformados, desde la entrevista hasta el día en que te echan, te jubilas o te largas.

Me ponía de los nervios, y todavía me cabrea mucho, que nos traten como a números, de empleado, de cliente o de seguidor. ¡No soy un número más! ¡No soy como tú ni tu eres como yo! Afortunadamente.

Cada uno de nosotros tiene una historia, unas experiencias y una combinación única de cualidades, habilidades, pasiones, propósitos y temperamento. Por eso somos singulares, únicos, distintos. Desgraciadamente creo que el sistema, la educación, las empresas y los políticos se empeñan en meternos en un puñado de casilleros, en una docena de perfiles de personalidad (de esos que ponen cachondos a los de R2H2 y a algunos coaches) o en un perfil ideológico.

El Branding Personal, o al menos tal y como yo lo planteo, es justo lo contrario de lo que algunos indocumentados suelen criticar. Me refiero a que esto no va de cosificarte o de convertirte en alguien sin alma, en un puro cascarón vacío, sino todo lo contrario. Lo que nos distingue no suele ser lo exterior, sino lo que no se ve. Y por eso tenemos que buscar y rebuscar dentro de cada uno de nosotros esas aristas, esas pequeñas o grandes rarezas que nos convierten en seres insustituibles.

La igualdad reduce nuestras opciones como personas y como grupos. Si todos somos iguales o, algo peor, si se nos trata como a tales, todo se para. Quizás por eso, los países o regímenes totalitarios acaban sucumbiendo. Cuando todo el mundo tiene que ser como el líder o como este pretende que tengamos que ser, todo se va al carajo. Por eso, todas aquellas leyes, medidas o corrientes que pretendan inculcar un pensamiento único, especialmente a los más jóvenes, va en contra de la individualidad, la Marca Personal única que debemos dejar.

Ya lo dijo una persona que no se conformó con ser lo que “tenía que ser”,

Si nuestra única oportunidad es la de ser iguales, no es una oportunidad. Margaret Thatcher

Es curioso, o quizás no tanto, que aquellos que tratan de desarrollar leyes para que todos pensemos de la misma manera son los que más critican la Marca Personal porque dicen que nos convierte en productos. ¡Y una puta mierda! Los que pretenden convertirnos en productos o en medios de producción son ellos. El Branding Personal fomenta la defensa de los valores y creencias personales, los méritos individuales y la identidad propia que hace que las sociedades se enriquezcan.

¿Va todo esto en contra de la sociedad o la colaboración? ¿Estoy dando la razón a quienes también critican (equivocadamente) el Branding Personal porque dicen que fomenta el egoísmo, la vanidad y el narcisismo? De ninguna manera.

Como ya he dicho muchas veces, una Marca Personal sólo tiene valor si genera un cambio en los demás. Así que, aquellos que sólo piensan en sí mismos seguramente van a pasar por la vida sin dejar rastro, huella. Sólo aquellos que utilizan esas fortalezas y diferencias personales para cambiar las cosas en su entorno (para bien y para mal) dejan su sello, su marca.

Y será mucho más potente ese efecto de cambio, de mejora, si cada uno aporta algo diferente. La colaboración se produce con más facilidad y más éxito si cada persona descubre y aporta su combinación de ingredientes única. Las sociedades mueren cuando se impone la uniformidad, cuando la única Marca Personal que se permite es la del Gran Líder Supremo.

Desgraciadamente algunos confunden la igualdad personal con la igualdad de oportunidades. Lo importante es que todos partamos del mismo punto y en las mismas condiciones, pero luego, cada cual, en función de sus características deberá luchar por lo que desea sin que el “sistema” se empeñe en quitarle oportunidades o ponerle trabas porque está sobresaliendo, destacando, diferenciándose de otros que no tiene sus cualidades.

Internet parecía una buena oportunidad para que cada cual aportase su granito de arena diferencial pero creo que va a ser cierto eso de que no es más que un reflejo del mundo real. Por una parte, cada día está más claro que aquellos que tienen los recursos son los que van a imponer su criterio unificador. Pero por otra parte, son/somos los propios usuarios los que estamos haciendo lo posible para no llamar la atención (y no me refiero a hacer el imbécil o ir provocando o hacer extravagancias) para seguir la línea de pensamiento “oficial” y no hacer olas.

Pero no quiero que parezca que este es un post pesimista. Todo lo contrario. Cuando la uniformidad se extiende entonces es más fácil que nunca sobresalir, destacar, aportar un valor diferente. Sólo hace falta salir y hacerlo.

NOTAS:

  • El 21 de Octubre estaré en La Coruña en el evento que organiza Raiola los días 20 y 21. Debatiré con Claudio Inacio sobre algunos temas relacionados con la Marca Personal y las Redes Sociales.
  • Vete preparando para el día 23 de Octubre en Cádiz porque allá vamos de nuevo a hablar de Marca Personal, Knowmads, Desarrollo Profesional y muchas más cosas. Es un encuentro útil, entretenido y, sobre todo, entre amigos. Es abierto y gratuito. Se va a celebrar el día 23 de Octubre, de 9:30 a 13:30. En el salón de actos de la sede de la Confederación de Empresarios de Cádiz. Avenida Marconi número 37, Cádiz. Se encuadra dentro del “Espacio Knowmads” de la Fundación Cajasol Cádiz. Toda la información aquí o en el cartel.

 

Y aquí tienes el vídeo de esta semana en #StreetPersonalBranding sobre un tema interesante. ¿Cuánto tiempo necesitas para desarrollar una Marca Personal potente?

Compartir esta publicacion