Crea tus Proyectos Paralelos

Hace unos días charlaba con un colega sobre algunas tareas o actividades que me resultaban más difíciles, más pesadas, que me roban un tiempo que podría utilizar para cosas más rentables o satisfactorias o simplemente que se me dan de pena.

Lo cierto es que, en muchas ocasiones, voy mucho más lento o incluso me quedo paralizado en algún proyecto por alguna cuestión más o menos “menor” que no soy capaz de hacer como quisiera.

Reconozco que soy un firme partidario de la autonomía personal y profesional, del “hágalo usted mismo” y trato de no depender de nadie. Crear tu página web, diseñar tus materiales, incluso vender. Pero he acabado entendiendo que llega un momento en el que hay que centrarse en lo tuyo y delegar aquello que no dominas. Eso es algo que recomiendan todos aquellos que hablan de la independencia financiera y la libertad profesional como Raimon Samsó, Franck Scipion o Tim Ferriss en su Semana Laboral de 4 horas.

En esa conversación, este amigo me dijo que le pasa lo mismo y que hace mucho tiempo que encarga ese tipo de trabajos a otras personas. Me comentó que él utiliza muy a menudo la plataforma Fiverr. Este es un sitio en el que profesionales de todo tipo ofrecen sus servicios (diseño, contenidos, audio, vídeo, asesoría,…) de forma independiente a todo el Mundo. Yo ya había leído bastante sobre estos sitios, pero este año, al preparar documentación para mi nuevo libro, surgían cada dos por tres en todas partes.

Pero Fiverr no es la única plataforma de este tipo ni muchísimo menos. Upwork, Freelancer o Guru son sólo otros tres ejemplos de estos espacios en los que puedes encontrar profesionales y ofrecer trabajo.

Creo que en el mundo al que nos dirigimos o en el que YA estamos cada día somos más los que nos estamos buscando la vida por nuestra cuenta y que lógicamente necesitamos a alguien que nos haga algunos trabajos, realicen tareas o solucionen problemas sin tener que montar un negocio. Pero es que nosotros mismos también formamos parte de ese ecosistema y no sólo necesitamos a otros sino que otros nos necesitan a nosotros. ¿No es genial?

¿Por qué te cuento todo esto? Pues por algo muy sencillo. Porque cada vez que hablo a alguien sobre aprender a sobrevivir en el apocalíptico mercado laboral en el que estamos inmersos siempre hay alguien que me dice, “Ya pero es que yo no tengo mentalidad de emprendedor o de empresario”. Y yo pienso ¡¡¡Joder, ni yo!!!

Yo nunca me he considerado emprendedor, y empresario todavía menos. No tengo nada contra los empresarios y emprendedores pero es que simplemente me parece que todo es mucho más simple que lo que nos han contado. Antes de que las circunstancias me empujasen a buscarme la vida por mi cuenta, todos esos conceptos me producían más inquietud y temor que otra cosa. Crear una empresa, dar de alta una sociedad, facturar, pagar la Seguridad Social, responder con tu patrimonio (y a veces con tu matrimonio),… ¡Dios, qué miedo!

Cuando no me quedó más remedio me di cuenta de que todo es mucho, pero mucho más sencillo, incluso para alguien a quien los papeles y la burocracia le produce una sensación entre asco e infinita pereza.

Como decía hace unos días, esto va de algo mucho más sencillo, de ser un/a PROFESIONAL (mira, además sirve para hombres y mujeres). Es decir, de “practicar habitualmente una actividad de la cual vive”. Ni más, ni menos.

Precisamente aquellos que me dicen que no han nacido para emprender o que no tienen mentalidad de profesional libre son aquellos que peor lo están pasando. Suelen ser quienes, o están desempleados o están sufriendo en su empleo. Aquellos que apenas ganan para llegar a fin de mes.

Es como si, para muchos, fuese más sencillo aceptar o asumir un papel como “parado” que como profesional temporalmente sin clientes (eso es un desempleado). Es como si les produjese más rechazo hacer visibles sus servicios y venderlos en una plataforma como la que te comentaba o por su cuenta que coger un empleo mal pagado y sin futuro.

Mi propuesta no es que lo dejes todo y montes un gran negocio. Ni mucho menos. Creo que si queremos ser libres, no sacrificar nuestros valores y, si todo va bien, vivir haciendo lo que nos gusta, debemos acostumbrarnos a desarrollar Proyectos Paralelos, a ir tejiendo una red de ingresos alternativos que, en principio, no nos exijan mucho tiempo o recursos pero que nos hagan cada día menos empleodependientes. Y, sobre todo, que acaben con el mito de que una persona que se busca la vida ni es un superhéroe ni pertenece a una casta especial.

Por cierto, te recomiendo el post de Claudio Inacio, ¿Qué son los Proyectos Paralelos? en el que da muchas claves sobre todo esto y puedes descargar una infografía que lo explica.

NOTAS

  • El 21 de Octubre estaré en La Coruña en el evento que organiza Raiola los días 20 y 21. Debatiré con Claudio Inacio sobre algunos temas relacionados con la Marca Personal y las Redes Sociales.
  • Vete preparando para el día 23 de Octubre en Cádiz porque allá vamos de nuevo a hablar de Marca Personal, Knowmads, Desarrollo Profesional y muchas más cosas. Es un encuentro útil, entretenido y, sobre todo, entre amigos. Es abierto y gratuito. Se va a celebrar el día 23 de Octubre, de 9:30 a 13:30. En el salón de actos de la sede de la Confederación de Empresarios de Cádiz. Avenida Marconi número 37, Cádiz. Se encuadra dentro del “Espacio Knowmads” de la Fundación Cajasol Cádiz. Toda la información aquí o en el cartel.


Compartir esta publicacion