Yo no soy escritor

Este año he publicado mi quinto libro, Monetízate. Pero no soy el único de mis colegas que lo ha hecho.

En lo que llevamos de año, Eva Collado con El mundo cambia, ¿Y tú?, Ami Bondía con Mundo de Valientes, Raquel Roca con Silver Surfers, Juan Martinez de Salinas con Ejercita tu talento o Lasse Rouhiainen con Inteligencia Artificial también han publicado los suyos. Y seguro que caerá alguno más.

Para mí, que he sido un consumidor compulsivo (y casi convulsivo) de libros de gestión y de desarrollo personal, es algo alucinante, maravilloso.

Se ha producido un cambio tremendo desde los años 80 o 90 en los que empecé a leer sobre estos temas. En aquella época, era muy raro encontrar autores que no fuesen anglosajones. Sin embargo, hoy, muchos de los nombres que vemos en las estanterías no sólo son españoles sino que, además, podemos encontrarlos en todas partes.

Una parte importante del mérito lo tienen nuestros editores, en mi caso Roger Domingo de Planeta. Pero me consta que en otros casos ha sucedido lo mismo y han apostado por gente “normal”.

Creo que he tenido muchísima suerte por haber sido elegido para poder escribir mis libros sin tener que buscar a alguien para que me los publicase. Pero también es cierto que si no me lo hubiesen pedido, seguramente no habría escrito ninguno.

Digo esto porque yo no me considero escritor, ni tampoco bloguero, formador, asesor, youtuber o conferenciante. Esos términos únicamente describen actividades. Dicen lo que hago, no lo que soy ni lo que ofrezco.

Es más, como suelo decir con frecuencia, lo de escribir no está entre mis actividades favoritas. Pero, a pesar de todo, creo que he acabado haciéndolo medianamente bien.


Te digo esto por la manía actual tan paralizante que predica que sólo debes hacer aquello que ¿amas? o que sólo puedes ser bueno en algo si te apasiona. Pues no, creo que la práctica y la disciplina vencen a la actitud.

Dicho esto, debo decir que el esfuerzo de escribir un libro, merece la pena con creces. Aunque cuando pongo punto final a uno de ellos me prometo que será el último, lo cierto es que un par de meses después ya tengo el gusanillo de empezar a escribir otro.

Lo que aprendes sobre lo que escribes y sobre el propio proceso de escritura, los contactos que te genera, el salto de varios escalones en el prestigio de tu Marca Personal, o simplemente el gustazo de ver tus ideas bien plasmadas en algo físico, es brutal.

Un libro típico de unas doscientas páginas puede tener unas 50.000 o 60.000 palabras. Monetízate tiene unas 100.000 y salen unas 400 páginas. Un post como los que escribo en este blog suele tener 800 o 1000 palabras.

¿Por qué te digo esto? Porque si adquirieses el hábito de escribir unas 2.500 palabras por semana (equivalente a un par de posts), cada año podrías tener un par de libros y haber aprendido dos cosas nuevas.

Posiblemente digas que yo he tenido mucha suerte pero que es muy difícil publicar si no te conoce nadie. Y seguramente tienes parte de razón. He tenido mucha suerte. O quizás no ha sido suerte si tenemos en cuenta la segunda parte de la frase.

El negocio editorial de hoy es, ante todo, eso, un negocio. Así que, las editoriales, harán lo posible para que las cosas les vaya bien. Eso significa que, a la hora de elegir un autor para publicar, no sólo tendrán en cuenta lo que escriben sino, sobre todo, el potencial de venta. Y eso, hoy, significa visibilidad, notoriedad, influencia y, sobre todo, mucha capacidad de autopromoción.

Si te fijas en los autores/amigos que te decía al principio, todos ellos llevan mucho tiempo dando guerra en dospuntocerolandia y también en el mundo real. La posibilidad de publicar sus libros ha llegado después de años de trabajo y de crear una red de seguidores. Aunque no creo que ninguno de ellos, ni yo mismo, empezásemos hace años con esta idea en mente.

Si quieres publicar, lo que debes hacer es lo mismo que llevo contándote aquí desde hace años. Elige un tema, habla de ello en todos los canales posibles, no te escondas, muestra y demuestra lo que sabes, conoce gente y quizás, solo quizás, llames la atención de un editor o, al menos, se lo pongas muy fácil cuando busque información sobre ti.

Y si finalmente lo consigues, ojalá que si, lo más duro empieza después. Cuando tienes tu criatura en las estanterías, debes ser tú quien la promocione, potencie y divulgue. Pero piensa que eso también tiene su contrapartida y ya no serás uno más hablando de algo sino que tendrás unos grados más de autoridad y eso podrás utilizarlo para generar ingresos… porque de los derechos de autor, más bien poco.

De esto y de algunas cosas más hablamos Claudio y yo esta semana en Street Personal Branding

NOTAS:

Y este mes tengo varios eventos abiertos que pueden interesarte.

Huelva. Mañana 8 de Mayo estaré en el #EKHuelva19 con gente muy interesante (es gratis pero debes apuntarte aquí) y el 9 en la presentación de mi libro Monetízate junto a Eva Collado que presenta el suyo, El mundo cambia ¿y tú?  en la sede de Cajasol en #Huelva a las 10:30

Alicante. El día 15 de Mayo estaré en mi querida ciudad de Alicante presentando mi libro Monetízate con dos tipos estupendos y muy generosos, Juan Carlos Cubeiro y Nico Castro. Será en Puerta Ferrisa (C/Jorge Juan, 21) a las 19:00 y con el respaldo de mi amiga Cristina MuleroGuzmán Martinez y la gente de Brandty. Puedes apuntarte aquí:
https://brandty.es/poderes-profesional-siglo-xxi/

Valencia. El 22 de Mayo estaré impartiendo un taller de Marca Personal en el Colegio de Economistas de Valencia. Aquí tienes la información por si te interesa.

Lo que me gusta de estas cosas es que es una excusa estupenda para conocer a gente interesante y desvirtualizar amigos. Así que, nos vemos allí.

Compartir esta publicacion