Si te quejas, aporta soluciones

Me dice WordPress que este es mi post 1.852. Creo que con tal cantidad de información publicada de forma regular, un experto podría crear un perfil bastante exacto de mi personalidad. Seguramente podría detectar mis momentos de entusiasmo, los de bajón y todos los intermedios.

Pero creo que hay un elemento común que me ha acompañado desde el primer post, el de la tendencia a la crítica, a poner en duda muchas de las cosas que otros dan por supuestas. De hecho, hay en mi una parte muy potente de “tocapelotas” y de contreras. Basta que todo el mundo vaya en una dirección para que a mi me dé por ir por la contraria.

Hace unos días, Claudio me decía que algunos de mis últimos posts destilaban más mala leche de la habitual. Y mira que me jode darle la razón pero, una vez más, creo que ha hecho un buen análisis.

Creo que lo importante al ver que has cometido un error es tratar de extraer algunas lecciones. Así que aquí van.

La crítica siempre tiene partidarios

Siempre que protestas por algo, vas a encontrar a gente que opina lo mismo que tú. Eso es especialmente visible en Internet porque el anonimato y el teclado “fácil”, acelera y refuerza la adhesión a las opiniones destructivas.

Creo que, además, la práctica me ha dado una cierta habilidad para quejarme con “gracia” y con un estilo propio. Y eso es letal porque hay quienes te animan a seguir dando caña.

Y por otra parte, ¿no hay siempre algo por lo que protestar? ¿no hay multitud de cosas reales o imaginarias por las que quejarnos? Así que, en cuanto alguien toma la voz cantante, pronto crea escuela pero te posiciona como un perdedor. Y así es difícil que te tengan en cuenta.

La crítica no deja Marca Personal

Dejar Marca Personal implica generar un cambio (preferiblemente a mejor). Pero quejarse por todo, lo único que trasmite es que no eres capaz de encontrar salidas o diseñar alternativas.


Si eres como yo y tienes tendencia a buscar problemas y errores en todo, estás en una posición perfecta para, inmediatamente, darle al coco y encontrar soluciones. Pero si te quedas en la queja crónica, lo único que consigues es hundirte tú y también a los que te rodean.

En realidad, alguien que se queda en la protesta permanente también se está posicionando… como alguien a quien es mejor mantener alejado.

La Marca Personal se basa en la responsabilidad individual, en tomar el control de tus proyectos para que no sean otros los que definan lo que debes ser o hacer. La queja, la crítica y la protesta se basa en poner tu vida en manos de las decisiones de otros. Sólo cuando buscas soluciones, rompes ese vínculo.

Construye tu Propuesta de Valor sobre los problemas

¿Qué es lo que me suelen contestar mis alumnos cuando les pregunto a qué se dedican? Pues muchos de ellos me dan una respuesta Sr. Lobo y me dicen que solucionan problemas.

Otra cuestión es que luego sean capaces de desarrollar más la idea, pero como punto de partida, lo de solucionar problemas o conseguir mejoras (eso lo dicen menos) está bien.

Mi intención desde hace ya bastante tiempo es que nunca escriba un post, prepare una charla o grabe un vídeo sobre un problema si no soy capaz de hacer algunas propuestas para resolverlo. Y si no se me ocurre nada, mejor me callo.

Recuerdo una charla que di hace unos años en la que compartía mesa con Clay Shirky y Genis Roca. Me quedó una charla divertida, impactante, incisiva,… y sin soluciones. Un amigo que la vio más tarde en vídeo me dijo algo como: “Qué guay pero ¿donde están tus propuestas?”. Ahí está el problema.

La crítica está bien un rato, pero acaba cansando

He hablado de Internet, pero todos tenemos amigos o colegas profesionales en el mundo real que están todo el día llorando por todo. Puede que el morbo, la curiosidad o la simple educación te hagan escuchar a esta persona durante un rato, pero si es muy insistente acabarás evitándola.

Creo que la respuesta que debemos dar más pronto que tarde a quienes se comportan así o la que deberían darnos a nosotros si caemos en eso es muy sencilla:

¿Qué vas a hacer para cambiar las cosas?

Y como dijo alguien, si algo no se puede cambiar

¿Por qué no dejas de preocuparte por eso?

Creo que uno de los problemas de Twitter es que se ha convertido en un festival de críticas a todo lo que se mueve… y a lo que no se mueve también. Así que, uno ya no entra a buscar soluciones sino a encontrar a aquellos que están alineados con nuestras quejas.

Y por eso creo que, una vez más, los blogs tendrán una larga vida porque es más fácil encontrar soluciones a los problemas. Está claro que hay blogs de todo tipo, pero los que tienen más éxito son aquellos a los que te diriges porque sabes que te van a dar respuestas e ideas.

Así que la respuesta es sencilla. Si vas a votar, elegir, contratar, enamorarte o asociarte con alguien, ¿Con quién te quedas? ¿Con el llorica o con el solucionador?

NOTAS:

Y este mes tengo varios eventos abiertos que pueden interesarte.

Huelva. El 8 de Mayo estaré en el #EKHuelva19 con gente muy interesante (es gratis pero debes apuntarte aquí) y el 9 en la presentación de mi libro Monetízate junto a Eva Collado que presenta el suyo, El mundo cambia ¿y tú?  en la sede de Cajasol en #Huelva a las 10:30

Alicante. El día 15 de Mayo estaré en mi querida ciudad de Alicante presentando mi libro Monetízate con dos tipos estupendos y muy generosos, Juan Carlos Cubeiro y Nico Castro. Será en Puerta Ferrisa (C/Jorge Juan, 21) a las 19:00 y con el respaldo de mi amiga Cristina MuleroGuzmán Martinez y la gente de Brandty.

Valencia. El 22 de Mayo estaré impartiendo un taller de Marca Personal en el Colegio de Economistas de Valencia. Aquí tienes la información por si te interesa.

Lo que me gusta de estas cosas es que es una excusa estupenda para conocer a gente interesante y desvirtualizar amigos. Así que, nos vemos allí.

Compartir esta publicacion