Consistencia, ser predecible aumenta tu valor

Para desarrollar una Marca Personal hay que tener en cuenta unos cuantos Elementos que van desde el autoconocimiento hasta el Marketing Personal, pasando por la gestión de tu oferta o el diseño de la imagen. Pero estos elementos se ordenan en diferentes capas.

Por ejemplo, suelo decir que quizás la característica más importante de una marca, personal o de otro tipo, es la confianza, la credibilidad. Pues bien, conseguir ser fiable, a su vez depende de otros factores como la visibilidad, las recomendaciones u ofrecer muestras de lo que dices que haces, pero también está muy relacionado con la consistencia.

Ser consistente te hace predecible

Cuando mantienes un comportamiento y una forma de hacer las cosas regular, coherente, consistente, vas a conseguir que la gente con la que te relacionas no se lleve sorpresas. Eso puede parecer aburrido, pero es que hay aspectos en nuestra vida en los que lo rutinario, lo previsible se convierte en algo muy valioso.

También se puede ver de otra manera. Me refiero a que si has conseguido ser conocido y reconocido como alguien consistente, si quieres llamar la atención basta con que te salgas de ese camino, aunque sea de forma excepcional.

La consistencia te hace fiable

Quizás te ha ocurrido esto que te voy a contar.

Estás en un país distinto al tuyo. Es el primer día en ese lugar y tienes que comer. No tienes ni idea de donde tomarte algo. Así que, es muy probable que acabes tomándote un BigMac en Atenas, en Sao Paulo o en Berlin. ¿Lo haces porque te entusiasma McDonalds o Pizza Hut o Taco Bell? No, tomas esa decisión porque sabes que ese BigMac te va a saber igual que en tu casa.

Pues con otros productos o con las personas ocurre algo parecido. Por eso, cuando alguien discute con otra persona, algunas de las cosas que más duelen son frases como, “no me esperaba eso de ti”, “has cambiado, ya no eres la persona que conocía”.

Creo que las relaciones se basan en saber lo que puedes esperar de algo o de alguien. Quizás esto pueda parecerte poco excitante, pero creo que tenemos mucho margen de libertad para ser originales, imprevisibles y sorprendentes siempre que mantengamos constante lo fundamental.

La consistencia está relacionada con los valores

Siempre digo que los Módulos y los Elementos de una Estrategia Personal no son variables independientes sino que están relacionadas entre sí.

Es muy fácil ser coherente si tienes claro lo fundamental, los pilares de lo que te hacen ser como eres, tus creencias, tus valores.

Si sabes qué es lo importante para ti, tus respuestas a cada propuesta serán rápidas y previsibles. Hay cosas por las que no vas a pasar y otras a las que vas a dar un SI inmediato. Eso facilita mucho relacionarse contigo y, al mismo tiempo, te va a ayudar a prefiltrar a quienes esperan algo de ti.

Si tienes fama de ser una persona que hace las cosas de una determinada manera o con la que es fácil relacionarse porque tienes una personalidad estable, habrá gente que te será fiel y otros que directamente preferirán mantenerse lejos de ti. Y no veas el tiempo, esfuerzo y disgustos que esto te va a ahorrar.

Ser coherente no implica ser perfecto

La Consistencia está incluida en el Módulo de Prestigio.

Cuando hablo de coherencia y consistencia no me refiero a ser un ser de luz o un ejemplo de virtud. Se trata “simplemente” de desarrollar una forma de vivir y de actuar que no tenga demasiados altibajos.

Suelo poner el ejemplo del jefe serio, incluso poco cercano, que siempre es así. Y el de otro jefe que normalmente es alguien agradable, incluso simpático, pero que de forma inesperada y sin venir a cuento, cambia de humor y se pone a pegar gritos y a ponerte en evidencia. ¿Cuál prefieres?

Normalmente preferimos aquello que podamos prever, porque nos permite manejar mejor las situaciones.

La consistencia hay que ganársela

En noviembre hará dieciséis años que llevo escribiendo este blog. Una de las cosas que me dicen con frecuencia los que me leen desde hace años es que sigo defendiendo lo mismo y manteniendo una línea bastante estable. Y esa es la clave, como casi todo lo relacionado con una Estrategia Personal.

Persistencia, plan, valores, ideas claras, repetición, no dejarse llevar por las modas,… En el mundo real y en el virtual, por tierra, mar y aire. Quizás la consistencia no es lo más glamuroso del mundo, no es subir fotos chulas a Instagram o generar polémicas en Twitter, pero a la larga genera muchos más resultados y por supuesto, más sólidos.

Es importante tener Objetivos claros porque vas a tener presiones e influencias de todo tipo y por todas partes. Es fundamental no dejarse arrastrar por la última tendencia simplemente porque todo el mundo se sube al carro.

Habrá momentos en los que te dirán que eres un soso, que no eres moderno, que estás loco por no hacer lo que todoelmundo dice que va a ser la caña. Y quizás tengan razón alguna vez. Pero la mayor parte de las veces, habrá alguien que te diga “resulta que tú estabas en lo cierto” o algo mejor, que no te lo digan pero que aquellos que más te criticaban, acaben volviendo a la sensatez y haciendo lo que tu siempre defendiste.


Compartir esta publicacion

Deje un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>
*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.