Lo siento, soy gurú.

En las dos últimas semanas ha aparecido una entrevista conmigo sobre el «Personal Branding» en las ediciones de Barcelona y Madrid del Diario METRO y en una parte del artículo, la periodista Mariama Amarzaguío me nombra gurú de la Marca Personal. La verdad es que me da un poco de vergüenza pero a mi madre le ha encantado, aunque no sabe muy bien que es eso.

Eso me hace reflexionar sobre el control de calidad del guruismo. Supongo «que se nos rompió el gurú de tanto usarlo» como dice la canción. Pero también me tranquiliza porque ya estaba harto de ver a los mismos en las páginas salmón presumiendo de…, de…, ¿de contar siempre lo mismo? Me he sentido como cuando en la facultad se me atragantaba una asignatura con un profesor incompetente. Pensaba, si este tio/a ha llegado a sacar una plaza en la facultad ¿no seré yo capaz de sacar la asignatura? Y así era.

Según el Diccionario de la RAE, Gurú es: Persona a quien se considera maestro o guía espiritual, o a quien se le reconoce autoridad intelectual.

También dicen que un experto es alguien que ha leido más de siete libros sobre un tema.

Asi que chicos, cuando te pregunten lo que quieres ser de mayor, ya puedes decir, YO QUIERO SER GURÚ.





Compartir esta publicacion