Realidad virtual

Lo reconozco, durante algunos meses me he creido que detrás de términos como competencias, habilidades, comportamiento organizacional, etc. había todo un mundo de sabios que estaban descubriendo las fuerzas ocultas que mueven a las empresas. Pensaba que si no llegaba a entender la profundidad de toda esa sabiduría era por mi carencia de un conocimiento profundo de esos conceptos esotéricos. Pensaba que igual que con la Cábala o con los rituales masónicos, habría que pasar por algún tipo de ritual para formar parte de esa casta escogida que maneja con soltura esos misterios.

Con los meses, he descubierto que detrás de todo eso no hay nada. Bueno, si hay algo, todo un negocio de gente que pretende seguir explotando el papanatismo de muchos responsables de RRHH. La idea de sistematizar, protocolizar y clasificar al elemento humano de las empresas, tuvo su sentido en la primera mitad del sXX cuando existía la idea de que el genio humano podría reducirlo todo a fórmulas y procesos.

Pero creo que ya es hora de que alguien diga que todas estas cosas han demostrado algo, una y otra vez, que son INUTILES y COSTOSAS. Da igual que se hagan en papel o metiendo los datos en un ordenador, que se hagan «on line» o se tenga que subrayar una casilla con un lapiz. Eso es basura postindustrial. Sin embargo, la maquinaria se ha convertido en algo demasiado grande como para que alguien diga que todo es mucho más simple.

Señores directivos y «expertos en personas», si quieren jugar a ser pequeños dioses, les recomiendo una cosa muy simple, cómprense un juego de ordenador de esos en los que puedes controlar la vida de un barrio, una ciudad o una galaxia entera con su ratón, pero dejense de jueguecitos con personas de verdad.

Yo lo tengo muy claro, no hay test, prueba o herramienta informática que sea capaz de sustituir el criterio humano. Este último también se equivoca, pero al menos no ha tenido que pagar una pasta gansa por recibir un consejo que sería más fiable si lo diese un crio de dos años.





Compartir esta publicacion