Más sobre Networking

Lo reconozco, tiendo a entusiasmarme más con las ideas que con las cosas. Me atrae más aquello que está más relacionado con los valores y las emociones que con los manuales de instrucciones. Por eso el descubrimiento de las redes sociales y el Networking ha sido un regalo porque coincide plenamente con mis ideas y mi proyecto. Creo que tanto en la metodología como en los valores, el Personal Branding y el Networking estaban destinados a unirse.

He visto que las críticas más recurrentes a este concepto están en las dudas sobre su efectividad. Pero tengo muy claro que una red no funciona sola y no es suficiente con verla gráficamente en Linkedin, econozco, openbc o cualquier otra plataforma de redes sociales virtuales. Hay que «mancharse las manos» y ponerse a trabajar «en el mundo real». Dejar que la red funcione sola sería algo así como echar una moneda en la Fontana de Trevi y pedir un deseo. Y las cosas no funcionan así, salvo en La dolce vita.

Por eso creo que es importante dar algunas recomendaciones:

  • Asiste a las reuniones, encuentros y eventos con regularidad
  • Tu actitud debe ser la de dar más que la de recibir. Piensa en lo que puedes aportar y no en lo que puedes conseguir.
  • Participa e implícate en actos y asociaciones de tu entorno
  • Ofrece dar charlas y conferencias a colegios, asociaciones, ONGs, grupos de voluntariado, etc.
  • Ofrece material gratuito y documentación útil a quienes asistan a tus programas.
  • Para darte visibilidad, asiste a actos y eventos relacionados con tus intereses. Al menos una vez a la semana.
  • Haz un seguimiento de las personas que asisten a tus actos.
  • Interésate de verdad por la gente que conoces.
  • No vayas vendiéndote descaradamente.

Y recuerda:

Experto + Visibilidad + Credibilidad + Cumplimiento de Promesas: Marca Personal

Si quereis saber más sobre este tema os recomiendo el excelente libro de Sonia Fernandez, Dos Grados: Networking


Compartir esta publicacion